La conservación del lince ibérico en medios agrarios; guía de buenas prácticas.


Es un hecho que algunos de los linces de la Península Ibérica campean por paisajes agrarios. Así, la zona sureste de expansión de Andujar-Cardeña (y algunos núcleos nuevos en la campiña), algunas zonas de Doñana, parte de las reintroducciones en el Guarrizas y Guadalmellato (Andalucía), en el área de reintroducción en Ciudad Real (Castilla La Mancha) e incluso en Extremadura, los linces han incluido en sus áreas de campeo y dispersión paisajes agrarios, como olivares y otros.

La Fundación CBD-Hábitat ya lanzaba en el libro “Ideas para conservar al lince ibérico” (SECEM, 2012, pags 112-3) la “idea” de la “mejora de los olivares como hábitat potencial para los linces dispersantes”, y los paisajes agrarios como zonas de convivencia entre humanos, linces y conejos. La excesiva intensificación y el uso masivo de herbicidas han convertido miles de hectáreas en eriales con olivos. Un olivar sin herbicidas, y con la vegetación conservada en arroyos, regatos y linderos, con corredores y refugios para la fauna, en fin, más “natural”, podría mantener linces residentes:

http://www.secem.es/2014/01/30/life-iberlince-secem-publica-ideas-para-conservar-al-lince-iberico/

http://www.cbd-habitat.com/contacto/noticias/page/5/

Ahondando en esta idea, el Proyecto LIFE+ IBERLINCE acaba de sacar una guía donde se anima a los gestores de fincas agroganaderas a participar como agentes activos en la recuperación del lince. En ella se muestra al sector agrario cómo, con sencillas prácticas, se puede contribuir a la conservación de esta especie en distintas áreas de la Península. Entre las recomendaciones destacan el uso de cubiertas vegetales, la rotación de cultivos, la reducción del uso de fitosanitarios o la fertilización orgánica y con abonos “verdes”. Asimismo, se recomiendan actuaciones que persiguen la mejorar del hábitat natural, como la implantación de setos en lindes y caminos, la conservación y restauración de la vegetación de los arroyos, el mantenimiento de la vegetación natural, y la conservación de majanos y muros de piedra. Además, se informa sobre las medidas de protección para evitar posibles ataques de lince ibérico a ganado doméstico.

Puedes descargar la “Guía de buenas prácticas agrarias para la conservación del lince” en este enlace: http://www.iberlince.eu/images/docs/material_divulgativo/IBERLINCE_GUIA_AGRARIA_AF_baja_OK_1.PDF

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *