Historias de linces

Sabido es que los linces tienen nombres, aunque no todos. Ya en el primer censo (2001-04), y dado el bajísimo número de linces supervivientes a principios del siglo XXI, fue recomendable nómbralos para facilitar la metodología de fotoidentificación por el patrón de manchas del pelaje (ver Metodología, p 48):

https://www.miteco.gob.es/es/parques-nacionales-oapn/publicaciones/oapn_editorial_libro_05.aspx

Además, desde 2004 los cachorros de linces se nombran con una letra del abecedario correspondiente a cada año. Así, los linces del 2004 tienen nombres que empiezan por la A, los del 2005 (año del primer nacimiento de linces en cautividad) por la B (por ejemplo, Brezo, Brisa, Brecina, los primeros cachorros nacidos en ex situ en el centro del Acebuche), y así sucesivamente hasta este año 2018 en que los cachorros (tanto de campo como de ex situ) tienen nombres que empiezan por la letra P. Sin embargo, los primeros nombres de los primeros años no seguían esta norma y se ponían a criterio de los técnicos del seguimiento.

Poner nombres es útil, y “nos acerca” a estos felinos mientras vamos conociendo sus historias. Hay un montón de historias de linces, algunas recogidas en la web del proyecto IBERLINCE:

http://www.iberlince.eu/index.php/esp/component/content/article/266-historias-de-linces/563-historias-de-linces#.XAUK-WhKg2w

Además, hay linces cuyas historias son más cercanas. Por ejemplo, para el equipo de seguimiento de la Fundación CBD-Hábitat el lince denominado “Pétalo”, que fue uno de los primeros linces del que conocimos toda su vida desde cachorro hasta su muerte de mayor; una vida en paralelo a las medidas implementadas para la conservación de la especie:

http://www.iberlince.eu/index.php/esp/documentos-esp?id=354#.XAULd2hKg2w

Y, poco a poco será cada vez más difícil individualizar los linces, por la sencilla razón que cada vez serán más…

Más historias de linces con nombres, en la web de IBERLINCE y en el Boletín “Gato Clavo”:

http://www.iberlince.eu/index.php/esp/gato-clavo#.XAUOAmhKg2w

Especial IBERLINCE en Quercus

El proyecto LIFE+ IBERLINCE, de “Recuperación de la distribución histórica del lince ibérico en España y Portugal” es el protagonista del número especial del acaba de editar la revista “Quercus con el título: Cómo pasar de 90 a 590 linces.

El Quercus 394 (de diciembre 2018) incluye una separata donde se describen los principales logros de este proyecto: crear nuevas poblaciones de linces en España y Portugal y que el lince pase de “en peligro crítico de extinción” al siguiente peldaño de menor riesgo. En la revista se describe la evolución de las poblaciones, la relación de dependencia entre el lince y el conejo, las principales amenazas, la importancia de la conectividad entre poblaciones y el resto de retos del futuro del lince. Y, se incide en la colaboración de los diferentes actores, en la reintroducción fuera de Andalucía, en cuidar el conejo para cuidar del felino y en las amenazas genéticas y de conectividad. La Fundación CBD-Hábitat es socio de este proyecto con un ámbito de trabajo en el área de la Sierra de Andujar, y en las áreas de reintroducción del Guarrizas (Jaén) y de Extremadura. Además el proyecto lo integra la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía y otros 19 socios más: http://www.iberlince.eu/index.php/esp/proyecto-esp/beneficiarios#.XAa3IWhKg2w

Nos apoya el Ministerio para la Transición Ecológica

La Fundación CBD-Hábitat ha sido beneficiaria en varias ocasiones con subvenciones del Ministerio para la Transición Ecológica-MITECO (antes MAPAMA), en el marco de la convocatoria anual dirigida a ONGs. Los fondos concedidos los hemos destinado a financiar proyectos de conservación de fauna amenazada e investigación aplicada. La Orden del 28 de agosto de 2018 (BOE 1/09/2018), convocó para este año la concesión de subvenciones* para entidades u ONGs que desarrollan actividades de interés general y social en materia de investigación científica y técnica de carácter medioambiental. En base a ello, y de acuerdo con lo establecido en las bases reguladoras, se le ha concedido a la Fundación CBD-Hábitat un importe de 98.033 € (% sobre total 36,11%; total presupuestado 271.460 €).

Actividades de investigación:

1.- Delimitación de nuevas áreas de dispersión y ocupación del águila imperial ibérica y del buitre negro. Proyecto referido al conocimiento y a la defensa del medio natural.

2.- Efectos de un programa de alimentación suplementaria en áreas de disminución del conejo: – 2.1. Efectos de la alimentación suplementaria en la expansión hacia el norte del área de distribución del águila imperial – 2.2. Efectos de un programa de alimentación suplementaria en la distribución del lince ibérico en un área con disminución del conejo (continua el LIFE 10NAT_ES_000570, año 2018). Proyecto referido al conocimiento y a la defensa de la biodiversidad.

3.- Mejora de la contribución de las especies necrófagas a la sostenibilidad de la ganadería extensiva (deriva del LIFE 13-NAT_ES_001130, año 2018). Proyecto referido a la utilización sostenible de los recursos naturales.

4.- Efecto sobre la prevención de la contaminación en el medio natural por la utilización de carroñas procedentes de la ganadería extensiva para la alimentación de especies necrófagas. (Deriva del LIFE 13-NAT_ES_001130, año 2018). Proyecto referido a la prevención de la contaminación.

5.- Efecto sobre la emisión de gases de efecto invernadero de la utilización de carroñas procedentes de la ganadería extensiva para la alimentación de especies necrófagas. (Deriva del LIF LIFE 13-NAT_ES_001130, año 2018). Proyecto referido a la lucha contra el cambio climático

* La Orden AAA/1433/2016, de 5 de septiembre (BOE de 7 de septiembre), modificada por la Orden APM/566/2018, de 21 de mayo (BOE de 31 de mayo), establece las bases reguladoras para la concesión de subvenciones a entidades del tercer sector u organizaciones no gubernamentales (ONG).

Los atropellos de Linces ibéricos

Las cifras totales, las tendencias y el censo general de Linces ibéricos son relativamente buenos en los últimos años. Así, en las históricas poblaciones de Sierra Morena y Doñana y en las 6 áreas de reintroducción (en Portugal, Andalucía, Extremadura y Castilla-La Mancha), las poblaciones se han incrementado. Esta buena noticia se ve empañada por la elevada mortalidad detectada en los últimos censos anuales. En el censo de Linces del año pasado en total se detectaron 589 Linces en 2.818 km². Este año 2018 (con el censo aun en marcha) las cifras apuntan también a un incremento.

Pero, como se ha dicho, estas buenas cifras se ven ensombrecidas por la mortalidad, destacando los atropellos como la más importante causa. Así, solo en el pasado año 2017 hubo 31 atropellos, suponiendo el 53% de las 58 muertes de Linces de ese año. Y, en total, de 254 muertes detectadas en 15 años (entre 2002-17 en Andalucía) 114 fueron por atropellos, (45%). Aunque, esta mortalidad se debería contextualizar con las siguientes consideraciones:

  • Incremento de las poblaciones: es decir, a más Linces, más riesgos. Los atropellos podrían ser consecuencia de este incremento, ya que ahora (entre otras razones) por las reintroducciones realizadas la población ha aumentado.
  • Incremento de la superficie ocupada: el Lince ibérico se distribuye más. En 2002 la superficie con presencia de linces era de 125 km², mientras que en 2017 superaba los 2.800 km², lo que implicaría zonas con peor calidad de hábitat, más peligrosas o con más amenazas, como la tupida red de transporte.
  • Concentración en “puntos negros”. En total hay 6 tramos de carreteras que concentran el 68% de los atropellos (A-4 en Jaén y Ciudad Real; CM-410 en Toledo; N-420 en Córdoba, A-301 en Jaén y la EX-103 en Badajoz, foto 1). La concentración de atropellos en esos tramos permitiría priorizar las obras de prevención. Las experiencias demuestran que algunas actuaciones preventivas (en los márgenes, vallados, limpieza de drenajes, obras trasversales, etc.), funcionan (foto 1), y no solo evitan atropellos de fauna, sino que contribuyen a una mayor seguridad vial.
  • Los datos de atropellos y mortalidad de Linces no son comparables entre años, dado que hasta 2014 solo existía Lince ibérico en Andalucía (foto 2). El aumento el año pasado es debido también a los 9 Linces atropellados en Castilla-La Mancha, (vs 18 en Andalucía, donde está la mayor población, 3 en Extremadura y 1 en Portugal).
  • La comparativa de los datos puede llevar a un sesgo, ya que prácticamente todos los Linces atropellados se localizan (por la mayor visibilidad y vigilancia de las carreteras), mientras que probablemente los muertos por otras causas son más difíciles de detectar.

De todas maneras, las cifras absolutas de atropellos son excesivas para la conservación de la especie, nos preocupan mucho y por ello estamos trabajando en varios frentes.

Más información en:

http://www.iberlince.eu/images/docs/3_InformesLIFE/Informe_Censo_2017.pdf

https://www.elmundo.es/papel/historias/2017/11/25/5a1861aeca4741613d8b45b3.html

Foto 1: Ejemplo de actuación de conectividad y prevención de atropellos en el área de reintroducción de Extremadura. Se adecuaron “pasos para la fauna” embocando los pasos con mallas paralelas a la carretera. Y se han detectado algunos linces usándolos, aunque el vallado de márgenes de carreteras es costoso y con posibles efectos negativos para otras faunas. Se debería tender a medidas más sencillas, con mejor relación de costo-beneficio, menor impacto visual, menor mantenimiento y más eficaces; y el problema enfocado desde un punto de vista de permeabilidad o conectividad de la fauna en general y de la seguridad vial. Foto Gobex & Fundación CBD-Hábitat.

Foto 2: Lince en carretera de Extremadura, donde ha habido 7 atropellos  en esta área de reintroducción, la mayoría juveniles y 5 de ellos en 2017-18. La detectabilidad de los atropellos podría ser mayor que otras causas de mortalidad, pero los números absolutos indican más de 128 atropellos entre todas las áreas de presencia. Foto Fundación CBD-Hábitat.