El lince “Labrador” volvió a casa por Navidad

Como en el conocido anuncio publicitario, Labrador, uno de los linces (macho) liberado en el Valle del Matachel (Badajoz) en abril de 2014, volvió a la zona de suelta estas pasadas navidades; aunque no en busca de villancicos, comilonas y regalos, sino más bien por la llamada de su instinto, EL CELO, atraído por su necesidad de reproducirse con alguna de las hembras territoriales del valle.

Se da la circunstancia de que Labrador fue liberado en la zona del Valle del Matachel y tras permanecer unos cuatro meses en las inmediaciones del área de suelta, emprendió su viaje hacia el sur. Atravesando campiñas, montes, ríos y carreteras llegó al norte de las provincias de Córdoba y Sevilla, donde permaneció durante otros cuatro meses hasta la llegada del celo, que en el caso de los linces comienza a mediados de diciembre. En la actualidad Labrador “ronda” el territorio de una de las hembras reproductoras del Valle del Matachel.

Este viaje de vuelta, de cerca de 45 kilómetros, lo realizó en menos de 36 horas, datos que conocemos gracias a su collar con tecnología GPS, que nos aporta información periódica de los movimientos y localización de los linces liberados.

Fundación CBD-Hábitat/ Proyecto LIFE+ IBERLINCE

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *