Las conejas empiezan a criar en el Valle del Matachel, Extremadura.

Posiblemente y a largo plazo, el éxito de las reintroducciones de los linces en las diferentes áreas de la Península dependerá de la evolución de las poblaciones de conejos silvestres. En algunas de estas zonas se ha notado desde hace dos o tres años, como en el resto del territorio, una disminución de las poblaciones de conejos. Por eso es gratificante constatar la reproducción de las conejas en el campo. En el Valle del Matachel, la zona elegida como área de reintroducción del lince en Extremadura, se ha detectado signos de esta reproducción. Pero, a veces la constatación se hace casi por casualidad, como en este caso. En una cámara de fototrampeo colocada para el seguimiento del lince una coneja se retrató varias veces a mediados del mes de diciembre en el trajín de llevar paja y otros elementos para hacer el nido para los gazapos. Esperemos que el año sea de buena crianza para los conejos y linces.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *