El parque nacional de Cabrera, ampliación de los antiguos territorios de la foca monje del Mediterráneo

Se acaba de aprobar la ampliación del parque nacional marítimo-terrestre del Archipiélago de Cabrera, incorporando 80.779 nuevas hectáreas de espacios marinos colindantes convirtiéndose así en el mayor parque nacional de España, incluyendo los terrestres. Con este incremento, la superficie total del parque pasará de las 10.021 hectáreas actuales a las 90.800 hectáreas y se convertirá en un santuario para cetáceos, grandes peces migradores, bancos de corales profundos, zonas de alimentación para las aves marinas, etc. El Ministerio para la Transición Ecológica, ha aprobado la ampliación de este parque, declarado en 1991, situado al sur de Mallorca y compuesto por una isla principal y 18 islas menores. Como consecuencia de la ampliación, la superficie marina de la Red de Parques Nacionales pasa de un 4 % a un 23 %, y el Archipiélago de Cabrera se convierte en el mayor parque nacional de España, incluyendo los terrestres.

Este nuevo parque ampliado incorporará, por primera vez, el mar abierto a la red de parques nacionales, al cubrir un rango de profundidades de más de 2.000 metros, protegiendo así una variedad de hábitats singulares y amenazados del Mediterráneo de especial valor. Asimismo, la zona ampliada aportará una importante representación de sistemas naturales aún no presentes en la Red de Parques Nacionales como áreas pelágicas de paso, reproducción o presencia habitual de cetáceos o grandes peces migradores, bancos de corales profundos y mejorará la representatividad de veriles y escarpes de pendiente pronunciada y bajos rocosos.

Las Baleares en general y Cabrera en particular fueron de los últimos baluartes de la foca monje del Mediterráneo (Monachus monachus) en España. El biólogo Ángel Cabrera en 1914 se refiere a Baleares y a la isla de Cabrera como casi la única área de distribución. Hay constancia de la última reproducción confirmada en España en 1951 en Mallorca. Los dos últimos ejemplares de foca monje de las Baleares (conocida popularmente como «vell marí»), fueron exterminados en 1958; una muerta por pescadores de Cala Mondragó, y otra abatida a tiros en Cala Tuent (Lluís Gasull de la Societat D’Historia Natural, pudo medir su cadáver, por lo que hoy sabemos que la última foca de las islas Baleares midió 2,52 m). Y, hasta mediados de los años 60 un pequeño grupo de focas sobrevivió en el cabo de Gata, pero la persecución fue tal que en los años 70 solo se conocían cinco focas, y a comienzos de los 80 se extinguieron de las costas españolas.

Foto: Parque Nacional del archipiélago de Cabrera. MITECO.

https://www.miteco.gob.es/es/prensa/ultimas-noticias/el-gobierno-aprueba-la-ampliaci%C3%B3n-del-parque-nacional-del-archipi%C3%A9lago-de-cabrera-el-mayor-del-mediterr%C3%A1neo-occidental-/tcm:30-486687

Más información:

https://www.efeverde.com/noticias/gobierno-aprueba-la-ampliacion-del-parque-nacional-cabrera-2/

https://es.wikipedia.org/wiki/Monachus_monachus

https://www.cbd-habitat.com/foca-monje-del-mediterraneo/

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *