Historias de linces; dispersiones

Las reintroducciones del lince ibérico (realizadas en Guadalmellado y Guarrizas en Andalucía, Extremadura, Montes de Toledo, Sierra Morena de Ciudad Real y Portugal) están deparando algunas sorpresas. Normalmente, los linces liberados pueden dispersarse en un radio aproximado de unos 30-40 kilómetros. Pero, el detallado seguimiento realizado hasta ahora ha permitido comprobar que algunos linces realizan largos desplazamientos, de cientos de kilómetros. Esta información de “linces viajeros” se puede recopilar gracias a los collares VHF-GPS. Actualmente se tienen más de 70.000 coordenadas de más de 40 linces dispersantes de toda la Península Ibérica.

En el caso de Extremadura, hemos tenido algunos casos muy llamativos: tres inmigrantes desde los Montes de Toledo (linces “Khan”, “Moruno”, y sobre todo “Negral”) y algunas otras incursiones; otro inmigrante, pero de origen desconocido (lince denominado “Intruso”), y una emigrante a los Montes de Toledo (“Luna”). Además, hemos tenido casos de emigrantes desde el área de reintroducción inicial (Valle del Matachel), a distancias más cortas, pero destacables: tres casos al área del río Ortiga (a más de 40 kms al norte); un caso al sureste, justo al límite con Córdoba; y dos dispersantes al sur, al área de Valdecigüeñas, en el límite con Sevilla.

Pero, posiblemente los viajes más espectaculares los han protagonizado los hermanos “Khan y Kentaro”, criados y entrenados en cautividad y liberados en los Montes de Toledo en 2014. “Kahn”, pasando por Extremadura, se dirigió hacia el sur de Portugal, haciendo más de 1.700 kilómetros en un año, atravesado carreteras, vías de tren y otros tipos de obstáculos. Su hermano “Kentaro” se movió hacia el norte, recorriendo Castilla y León hasta Galicia y el norte de Portugal, y recorriendo más de 3.000 kilómetros. Estos ejemplares fueron criados en ex situ (cautividad); aunque no puede afirmarse que esa característica les haya hecho moverse más. Otros ejemplares nacidos in situ también hicieron grandes recorridos, como “Hongo”, procedente de Doñana, el cual se dispersó hasta la localidad portuguesa de Vilanova de Mil Fontes, y subió luego hasta una región del norte de Lisboa. Y, la hembra “Nuria”, originaria de la Sierra de Andújar, que llegó hasta las sierras de Cazorla y de Castril (Granada). Por su parte “Kaa”, lince liberado en Guadalmellato (Córdoba), hizo un viaje hasta la sierra de Arana (Granada). O, “Caribú”, procedente de Sierra Morena (y liberado en el parque de Doñana para servir de refuerzo genético) que hizo un viaje hasta tierras portuguesas en Barrancos.

En Extremadura, los casos más llamativos son los de “Negral” (liberado en febrero de 2017 en los Montes de Toledo y ya en julio de ese mismo año en Extremadura hasta hoy) y sobre todo el caso de “Luna”, liberada en 2015 en el Valle del Matachel (Badajoz) y dispersante ese mismo año hacia el norte (al área del Ortiga; Medellín, Badajoz), para el año siguiente 2016 dispersarse hasta Puerto Lapice (Toledo), donde fue capturada y regresada de nuevo al Matachel. Sin embargo, de nuevo realizó casi el mismo camino, aunque a la altura del PN de Cabañeros se dirigió exactamente al área de reintroducción de Montes de Toledo. Desde 2017 es una hembra territorial y reproductora en Montes de Toledo, y este año 2019 ha sido incluso abuela, siendo el paradigma de conectividad.

La información disponible indica que los linces son capaces de moverse por una mayor variedad de hábitats que lo que se pensaba, usando zonas sub óptimas, y siendo menos selectivos en la dispersión. El conocimiento de estas áreas de conexión puede desempeñar un importante papel para la conservación, por las siguientes razones:

  • Analizar la selección de hábitats, usos del territorio amenazas, y en general aprender el patrón de las dispersiones.
  • Aportar información sobre preferencias del lince en las áreas de reintroducción.
  • Identificar zonas de conectividad o de intercambio de poblaciones, corredores biológicos de las áreas de reintroducción, así como cuellos de botella de esos corredores.
  • Mejorar el grado de conectividad entre las poblaciones y la permeabilidad que presentan los diferentes tipos de vegetación y usos del suelo.
  • Permiten evaluar medidas de conservación en las nuevas áreas de reintroducción, que pueden tener condiciones diferentes de las existentes en las poblaciones originales de Doñana y Andújar-Cardeña.
  • Planificar medidas concretas como las de restauración ecológica para fomentar la permeabilidad y el uso efectivo de los conectores identificados, o la construcción de pasos de fauna o medidas de mitigación del riesgo de atropello en los tramos de infraestructuras viarias.
  • Decidir futuras áreas de reintroducción de manera que presenten niveles de conectividad suficientes con el resto de poblaciones.

La viabilidad de las poblaciones de lince ibérico requiere niveles de conectividad suficientes que garanticen el intercambio y diversidad genética de las poblaciones, evitando los efectos de la endogamia y la consiguiente pérdida de adaptación. Aunque algunos de estas dispersiones no se traducen necesariamente en intercambio genético (reproducción), a medida que vaya habiendo más poblaciones estables de lince (objetivo final de las áreas de reintroducción) aumentará la probabilidad que las dispersiones se traduzcan en intercambios genéticos. Actualmente, se fomenta la diversidad genética mediante una gestión activa de la especie, a través de acciones de refuerzo genético y la selección cuidadosa de los individuos a liberar en cada zona en función de su composición genética. En un escenario futuro lo deseable es que la diversidad genética se garantice de manera espontánea gracias a la conectividad entre las diversas poblaciones.

Más información:

https://www.lavanguardia.com/natural/20160203/301869185223/kentaro-lince-explorador-lince-viajero-galicia-lince.html

Día de la Tierra: protejamos las especies

El Día de la Tierra, designado por Naciones Unidas y que se conmemora hoy, intenta concienciar al mundo de la necesidad de proteger el medio ambiente. Este año el lema hace referencia a la biodiversidad del Planeta: “Protejamos nuestras especies”. Se estima que el número de especies que desaparecen diariamente podría rondar las 200. El Día de la Tierra es una jornada festiva celebrada en 190 países. Y, desde 1970, organismos y estados intentan crear una conciencia medioambiental para preservar el Planeta, con los siguientes hitos:

  • La Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Humano (1972), que sentó las bases sobre la relación de interdependencia entre los seres humanos, otros seres vivos y nuestro planeta y estableció el 5 de junio como el Día Mundial del Medio Ambiente, a la vez que se creó el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).
  • En 1992, más de 178 países firmaron la Agenda 21, la Declaración de Río sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo, y la Declaración de Principios para la Gestión Sostenible de los Bosques en la Conferencia de Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo UNCED.
  • En el año 2005, la ONU declaró 2008 como el Año Internacional del Planeta Tierra para promover la enseñanza de las ciencias de la Tierra.
  • En 2012 se celebró la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible, también conocida como Río+20. El resultado fue un documento que contenía medidas para el desarrollo sostenible. Además, los estados miembros decidieron establecer los Objetivos de Desarrollo del Milenio.
  • Este año 2019 también se celebra el noveno Diálogo sobre armonía con la Naturaleza de la Asamblea General de las Naciones Unidas, que tiene lugar hoy, en la Sede de la ONU, y que girará en torno al tema ‘La Madre Tierra en la aplicación de la educación sobre el cambio climático’.
  • El 23 de septiembre, además, se celebrará la Cumbre del Clima, organizada por Naciones Unidas para hacer frente al cambio climático y acelerar la aplicación del Acuerdo de París sobre el Cambio Climático.

En definitiva, son muchos los días y los pequeños gestos que cada uno podemos hacer para cuidar nuestro planeta. El más eficiente, sin duda alguna, es actuar como si todos los días fueran el Día que conmemoramos hoy.

Más información:

https://www.un.org/es/events/motherearthday/

Corredores entre las poblaciones de linces ibéricos

Identificados y priorizados los principales corredores entre las poblaciones de lince ibérico en la Península. Un artículo científico de investigadores del Departamento de Sistemas y Recursos Naturales de la E.T.S.I. Montes, Forestal y del Medio Natural (Universidad Politécnica de Madrid) con los datos de los proyectos LIFE+ de Conservación y Reintroducción del lince han identificado las potenciales conexiones entre las poblaciones de linces.

La conservación de corredores ecológicos es clave para apoyar la supervivencia de las especies en paisajes fragmentados como los de la Península. En este trabajo se identificaron los corredores (figura 1) cuya conservación sería más beneficiosa para el lince. Destacan dos en los que los esfuerzos de restauración pueden ser más deseables para el lince: el corredor que vincula a la población de Doñana-Aljarafe con otras poblaciones y áreas de reintroducción más al norte; y un eje de este a oeste que conecta las diferentes poblaciones en Sierra Morena. El trabajo es una valiosa herramienta para estimar cómo la conectividad puede verse afectada por cambios, y puede aplicarse a futuras áreas de reintroducción del lince ibérico, o para evaluar los impactos ambientales debidos a cambios en el uso del territorio y otras presiones.

Los nuevos trabajos de conservación del lince están muy enfocados a estos temas de conectividad, para entre otros objetivos:

  • La gestión de las metapoblaciones en un hábitat fragmentado.
  • Consolidación de las áreas de reintroducción, mantenimiento de poblaciones existentes, y creación de nuevas poblaciones: una meta-población gestionada globalmente.
  • Conexión entre áreas de presencia y de reintroducción.
  • Permeabilización de infraestructuras.
  • Reducción de la mortalidad no natural. Análisis de puntos negros y correcciones.
  • Manejo genético y preservación de la diversidad genética.

Más información:

Identification of strategic corridors for restoring landscape connectivity: application to the Iberian Lynx. S. Blazquez‐Cabrera et al, 2018.

https://zslpublications.onlinelibrary.wiley.com/doi/abs/10.1111/acv.12464

https://twitter.com/Santiago_Saura/status/1082551581290180610?s=08

Lince ibérico. Proyectos en curso. Creación de una gran meta población de lince ibérico genéticamente viable: asegurando la viabilidad genética de las poblaciones mediante su conectividad: “Conectando las poblaciones de Lince Ibérico (Lynx pardinus) para lograr su viabilidad demográfica y genética a largo plazo”:

https://www.cbd-habitat.com/homepage/home-v2-3-col-images-contact/

Huella lince ibérico FCBDH

The LIFE+ “Feeding Scavengers Project” (CBD-Habitat) on the “Vulture Conservation Foundation” (VCF)

The Vulture Conservation Foundation is committed to conservation, restoration and protection of vultures as umbrella species for their natural habitats throughout Europe. The VCF is an international NGO committed to the conservation of the European vulture species: Bearded Vultures (Gypaetus barbatus), Griffon vultures (Gyps fulvus), Cinereous vultures (Aegypius monachus) and Egyptian vultures (Neophron percnopterus). VCF has extensive experience in breeding, reintroduction and protection of vultures in their natural habitat.

All European vulture species have a highly vulnerable status, and their distribution ranges have been severely restricted in the last century. Threats such as illegal poisoning, lack of food availability and collisions at wind farms and powerlines are putting the incipient recovery of some populations at risk. The isolation of many of the breeding populations and low productivity rate of the species make it difficult to ensure the survival of these species in the long term. Vultures require large natural areas of good quality habitat, which is increasingly difficult to find in the humanized European continent. Because of their unique role in the ecosystem, vultures are ‘keystone species’ in European mountain landscapes. They cut the vector of infectious disease transmission, act as natural carcass recyclers and are of great socioeconomic value to local communities. Protecting vultures therefore means protection of the entire European mountain ecosystems.

Farming for vultures: the results from the LIFE+ Feeding Scavengers project

Changes in farming practices was one of the factors that contributed to the decline of populations of vultures across Europe, the LIFE+ Feeding Scavengers in Spain has been working over the last four years to work with livestock owners to develop the management techniques for vultures and other birds of prey.

An emerging threat to Cinereous Vultures in Spain

The Cinereous Vulture population in Spain now accounts for over 96 percent of the total European population and thanks to the dedicated actions of projects over the last 40 years increasing from just 200 pairs in the 1970s to well over 2,500 pairs today. However, with the increase in the population the species the threat of lack of food availability is emerging as an important factor affecting the population. The combination of measures to control the spread of BSE such as laws requiring livestock owners to safely dispose of animal remains, the decline of the practice of extensive livestock grazing and stricter health controls from farms and slaughterhouses have resulted in a steep decrease in the food available for Cinereous Vultures and other birds of prey. The LIFE+ Feeding Scavengers project led by CBD-Habitat Foundation, Ministry of Development and Environment of the Junta de Castilla and León, and the Natural Heritage Foundation of Castilla y León, which came to an end in December 2018 aimed to deal with this situation in central Spain.

Collaborating with livestock owners

Key to the project was working with farmers across Castilla y León, covering the whole of the range of Cinereous Vultures in the region, to change practices to increase the food available to the species. In total the project have been collaborating with 550 farms and 30 livestock associations and cooperatives which cover around 500,000 ha.

Following the passing of Decree 17/2013 by the Castilla y León regional government, which authorises the use of animal remains from extensive livestock for the feeding of scavenger species.The project worked with farmers to develop new management techniques which included extensive consultations to understand the implications of the new law such as recording information about the animal and the location of the animal remains that would not cause risks to people or animals for example near water sources, homes or powerlines.

Farming for vultures

By the end of the project a total of 355 farms who practice extensive grazing have collaborated with the project and have been authorised by the regional governments to manage their herds in a more vulture friendly practice. This accounts for 85,793 sheep, 5,711 goats, 2,257 cows, 3,873 pigs and 442 horses which the projects has found is associated with it an annual mortality of around 376,000 kg of biomass. By being authorised to leave the remains of this livestock in the natural environment this biomass becomes available to vultures and other birds of prey such as Iberian Imperial Eagle, Red and Black Kites and Golden Eagle. This work also highlighted the economic benefits of this practice of freeing up significant amount of time for livestock owners and reducing carbon emissions by 30 tons / year of CO2 by eliminating the need for incineration of animal remains. Increasing the food available in the natural environment is helping reduce the competition between vultures and the other birds of prey in the region, which will help the recovery of the Cinereous Vulture in the region and improve conditions for the Egyptian and Griffon Vultures.

The LIFE+ Feeding Scavengers project is a great example of collaboration between a non-governmental organisation, governmental agencies and livestock owners to change practices that has positive impacts on vultures.

Find out more about:

https://www.4vultures.org/2019/04/17/farming-for-vultures-the-results-from-the-life-feeding-scavengers-project/

http://www.lifefeedingscavengers.com/

 

Historias de linces: “Nuria”

La lince hembra “Nuria” fue la primera hembra residente detectada por la Fundación CBD-Hábitat en una finca de la Sierra de Andújar, histórica hembra de motas muy finas que a veces recordaba a un lince boreal. Fue localizada allí desde el 2000 al 2005, y fotografiada por primera vez el 31-12-2000 con aspecto ya de adulta, con por lo menos 2-3 años. Luego del 2005 se desplazó (dejando a su hija Lorca su territorio) unos kilómetros al este de su área original, y por tanto ocupando dos territorios hasta el 2007.

Desde 2008 hasta agosto de 2009 se desplaza lejos de la Sierra de Andújar, en una especie de “dispersión senil”, hacia distintas ubicaciones del extremo noreste de la provincia de Jaén. Primero se movió a la zona sureste de Andújar, al lado de la autovía N4; posteriormente hacia el este, recorriendo esa parte de Sierra Morena hasta Despeñaperros y el valle del Guarrizas; siguió en dirección sureste hacia Cazorla y las Villas, y la zona de Navas de S. Juan. Repitió el viaje hacia Cazorla, exactamente como en el primer viaje, hasta el parque natural de la Sierra de Castril (Granada). De vuelta por el valle del Guadalquivir regresó a Navas de San Juan, y a la zona de Arquillos-Vilches. Realizó más de 400 kms de recorrido, 140 Km en línea recta entre los puntos más alejados representados en el vídeo. Se detectó por última vez en febrero de 2012…y partir de ese momento perdimos su pista…quizás ya con más de 15 años de edad!.

Historias de linces:

https://www.cbd-habitat.com/2018/12/09/historias-de-linces/

Historia de Lorca:

http://www.iberlince.eu/index.php/esp/eventos/newsarticle/651#.XK3iWJgzY2w

Estamos en la Asociación de Fundaciones para la Conservación de la Naturaleza (AFN)

Las Fundaciones para la Conservación de la Naturaleza son entidades privadas de interés general, actores de la protección del medio ambiente, que canalizan fondos que contribuyen al medio ambiente adecuado para el desarrollo de las personas. En este sentido, colaboran con los poderes públicos para la utilización racional de los recursos naturales, con el fin de proteger y mejorar la calidad de vida. Las Fundaciones para la Conservación de la Naturaleza son una herramienta esencial para la participación social. El ámbito de actuación de la AFN es esencialmente nacional, trabajando en todas las comunidades autónomas. La AFN nació de la necesidad de defender la especificidad de las Fundaciones conservacionistas privadas, animándonos a trabajar en red y tener una representación unificada ante las administraciones públicas y otros operadores. Son fines de la AFN:

– Representar y defender los intereses colectivos.

– Fortalecer la colaboración entre las Fundaciones asociadas, para una mayor eficacia en la Conservación.

– Defender la participación de la sociedad civil en la formulación, seguimiento y ejecución de las estrategias y medidas de Conservación.

La AFN moviliza a más de 82.500 personas de toda España, que colaboran en la protección de la Naturaleza; y cuenta con 248 trabajadores/as directos dedicados al diseño, ejecución y gestión de proyectos de Conservación. Además, indirectamente se generan empleos en los diferentes sectores profesionales vinculados. Profesionales de la biología, ciencias ambientales, ciencias del mar, sociología, ingeniería, geografía, geología, naturalistas, etc., conforman equipos con el objetivo común de proteger el patrimonio natural de todos. Desde la Fundación CBD-Hábitat estamos muy orgullosos de nuestra asociación con la AFN.

Más información: