Relaciones del lince ibérico con otras especies de depredadores

El lince ibérico comparte territorio con otras especies de meso carnívoros (fundamentalmente zorros, gatos monteses, meloncillos, jinetas y tejones), con los que compiten sobre todo por el alimento. Estas relaciones se han denominado “depredación intragremial» (intraguild predation, IGP) de tipo depredador-depredador. Las relaciones entre estas especies son una característica de los ecosistemas ibéricos en particular. Con presencia de linces, el número y frecuencia de otros carnívoros, sobre todo zorros, es más baja. Por el contrario, los territorios desocupados de linces son “invadidos” por varios zorros. Consecuentemente, en los territorios de linces residentes las densidades de conejos pueden llegar a multiplicarse por cuatro (Valverde, 1963).

Estas relaciones con otras especies de mesocarnívoros, con las que un super depredador comparte hábitat, están bastante estudiadas. Se ha observado que, salvo con los tejones (con los que no compite de forma directa, seguramente por diferencias en el tipo de alimentación y por el parecido tamaño), el resto de meso carnívoros se ven afectados por la presencia del felino, no solo sutilmente por la competencia por el alimento, sino por la mayor probabilidad de ser depredadas, ya que el lince ataca a esos otros meso carnívoros. Estos, por tanto, tienen una la respuesta conductual intentando evitar al felino (IBICo, 2017).

En consecuencia, hay un efecto positivo del lince ibérico sobre las poblaciones de conejos, por el citado control hacia los otros carnívoros que depredan facultativamente sobre el conejo (Palomares, 1995). Esta es una relación natural, donde las interacciones han ido evolucionando y ajustándose en el ecosistema.  Coloquialmente Miguel Delibes, decía que “a los débiles del barrio les beneficia que exista un matón, ya que, aunque exija y cobre sus prebendas, les libra de otros matoncillos menores, que en conjunto siempre piden más”. Por todo eso, a los cazadores humanos les interesa tener linces en sus cotos.

Finalmente indicar que, con datos propios de la Fundación CBD-Hábitat recogidos en la Sierra de Andujar, observamos durante 15 años esa relación interespecífica conejo-lince-zorro, de tal manera que si aumenta el conejo, aumenta el lince y disminuye el zorro, favoreciendo al primero:

Figura: promedios de letrinas/km de conejos, linces y zorros, en cuadrículas 2,5 km en el periodo 2003-2018. Se observa el decrecimiento del conejo de monte desde 2011-12, consecuencia de la Enfermedad Hemorrágica Vírica del conejo (EHVb), y la relación interespecífica conejo-lince-zorro.

Más información:

Tríptico “más lince más caza” de Fundación CBD-Hábitat

Tríptico “más lince más caza” del Proyecto IBERLINCE

Influencia del lince (Lynx pardinus) en los patrones de actividad circadiana del zorro (Vulpes vulpes)

Zorros, linces, meloncillos, tejones: ¿quién manda aquí?

Así expulsa el lince a zorros y otros predadores de los cotos de caza

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *