El calendario del año: el sonido de la naturaleza

Para empezar el año, doce lunas, doce páginas del calendario sonoro de la naturaleza de Carlos de Hita:

  1. La luna de enero es la del búho real y la garza.
  2. La de febrero es del búho chico, el zorro y el sapo corredor.
  3. La de marzo es la del alcaraván en el suelo y el mochuelo en su olivo.
  4. Durante la luna de abril llega el tiempo del urogallo, del corzo y de la becada.
  5. Bajo la de mayo canta el ruiseñor.
  6. Plenilunio en junio, con el paíño en su roca y la pardela cenicienta sobre el mar.
  7. En julio le silba a la luna el autillo; junto a él matraquea el chotacabras pardo.
  8. En la de agosto gruñe el calamón, se ríe el zampullín y no calla ni una sola rana.
  9. La luna de septiembre es la de la berrea y el sapo partero.
  10. En octubre, la luz fría ilumina la ronca del gamo y el viaje otoñal del cárabo.
  11. En las noches de noviembre chapotean en sus reflejos el avefría y las grullas viajeras.
  12. La de diciembre es la luna del lobo.

Más información:

http://www.carlosdehita.es/

https://www.cbd-habitat.com/2019/07/12/los-sonidos-de-la-naturaleza-carlos-de-hita-en-la-mina-la-jayona/

El lince ibérico: categoría de amenaza, comparativa con otros felinos y expectativas

La UICN tiene unos criterios para determinar la categoría de amenaza de una especie. Básicamente la IUCN tiene en cuenta el número de individuos maduros sexualmente, el número y viabilidad de las poblaciones existentes, y revisa las categorías de amenaza cada 4 años. En la metodología de censo del lince ibérico se consideran individuos maduros a los machos y hembras que tiene 3 o más años de edad. En este momento el lince ibérico se encuentra en la categoría de “en peligro” y la IUCN prevé que cuando se alcancen los 250 individuos maduros y este número se mantenga durante más de 5 años, se podría rebajar la categoría de amenaza a “vulnerable”. Según el último censo (de 2018) ya se habrían alcanzado los 250 individuos maduros en la población ibérica y realizando una proyección futura y siendo conservadores, se cumplirían los 5 años manteniendo más de 250 individuos maduros, en el año 2025. No obstante, hay que tener en cuenta que las poblaciones no andaluzas están sometidas a reintroducciones anuales intensas (Portugal, Extremadura, Castilla La Mancha), por lo que podría ser conveniente no considerar los datos a nivel ibérico hasta que no se hayan establecido poblaciones autosuficientes, sin ayuda de liberaciones. Si sólo se tuviera en cuenta Andalucía, donde solo se realizan liberaciones desde hace 6 años como aporte genético, el número de individuos maduros alcanza casi los 250.

Hay 38 especies de felinos salvajes en el mundo (y 18 subespecies). Revisando la lista del estado de conservación o amenaza de la UICN se puede observar:

Hay 5 especies “en peligro” (13,2%): tigre (< 2.154-3.159 individuos maduros), gato de cabeza plana de Indonesia, Malasia, Borneo (<2.499), gato de Borneo (<2.200), gato andino (<1.378), y lince ibérico (250-306), según los últimos censos disponibles.

A estas especies habría que sumar los felinos amenazados como “vulnerables” (13 especies, 34,2%), como el león (23.000), guepardo (<6.674), leopardo de las nieves (<3.386), pantera nebulosa de Sunda (4.500), gato de montaña chino (<9.999), guiña (>5.980) o el gato pescador (sin estimas). El resto serían felinos “cerca de amenazados o con riesgo menor” (7 sps, 18,4%) o de “menor preocupación” (13 sps, 34,2%).

Además, habría más de 13 subespecies (o subpoblaciones) “en peligro crítico”: las subespecies de tigres de Malasia, Sumatra y Amur (y la extinta en China), el lince de los Balcanes, guepardos asiático y arábico, gato leopardo de Iriomote y el leopardo de Amur, Java y Arabia. Y, las subpoblaciones del león asiático, gato montés escoces y serval del norte de África.

De las 38 especies de felinos, 29 tendrían las poblaciones en decrecimiento, 6 estarían estables, 2 desconocidas y solo una en crecimiento, precisamente el lince ibérico, que, por tanto, aunque numéricamente es el felino más amenazado del mundo, su tendencia poblacional hace que sea una de las pocas especies que afrontan el futuro con cierto optimismo.

Por otro lado, recientemente en se ha abordado el posible Estado de Conservación Favorable (ECF) del lince ibérico. Se ha hecho esto para calcular el tamaño de la población de lince ibérico necesario para alcanzar el ECF. El número de hembras territoriales (HT) es un buen indicador del estado y la evolución de las poblaciones. Se calculó el ECF mediante tres aproximaciones:

  • El tamaño de la población sería al menos el que tenía cuando se aprobó la Directiva Hábitat, en 1992. En base a los estudios existentes más próximos a esa fecha, se establecería que ECF>367 HT.
  • La especie se encuentra lejos del Tamaño Mínimo Viable. A falta de un análisis de viabilidad poblacional específico, el único criterio de común aceptación es el criterio D de la lista roja de la UICN, según el cual podemos decir que ECF>>500 HT. Para asegurar estar lejos de este umbral se propone un margen de un 50%, siendo el ECF=750 HT.
  • EL ECF se alcanzaría cuando la especie se acerca más a la capacidad de carga (K) que a la extinción (N<K/2). Se estima que ECF (K/2) > 766 HT.

Por tanto, se podría asumir la cifra de 750 hembras territoriales como objetivo de estatus poblacional para asegurar el ECF, ya que con esta cifra se cumplirian simultáneamente los criterios poblacionales y legales para España y Portugal.

El tiempo necesario para alcanzar esa cifra se estableció mediante proyecciones de crecimiento de las poblaciones, teniendo en cuenta las tasas de crecimiento de las actuales poblaciones creadas mediante reintroducción y sus capacidades de carga. Asimismo, se estableció el número de poblaciones adicionales que sería necesario crear (8) para alcanzar dicha cifra. En resumen: Para el 2040 el lince ibérico habría alcanzado el ECF en España y Portugal, con, al menos, 750 hembras reproductoras viviendo en poblaciones conectadas y la especie habría alcanzado la categoría de amenaza de la UICN de “preocupación menor”.

Hitos de un futuro próximo para el lince ibérico:

  • Para el 2022 se cumplirían los requisitos para que la UICN rebaje la categoría de amenaza del lince a Vulnerable, con al menos 125 hembras reproductoras.
  • Para el 2030 el lince habrá alcanzado el estatus poblacional que tenía en 1992 cuando se aprobaron las Directivas, con al menos 367 hembras reproductoras.
  • Para el 2035 la población habría alcanzado el umbral de la categoría de la UICN de “casi amenazado” de 500 hembras reproductoras.

Este resultado evidencia que el trabajo pendiente es aún inmenso. En la mejor de las circunstancias queda tanto trabajo como el ya abordado para la conservación del lince ibérico, aun el felino más amenazado del mundo.

Más información:

UICN felinos

FCBDH Conclusiones de las Jornadas “El lince ibérico: mirando hacia el futuro”

WWF Conclusiones de las Jornadas “El lince ibérico: mirando hacia el futuro”

La población de lince ibérico creció más de un 22% en 2019, según WWF que pide más coordinación entre España y Portugal

Proyecto IBERLINCE

Panthera, organization to the conservation of the world’s 38 wild cat species and their ecosystems.