Matriarcado en el archipiélago Bijagó

En las islas Bijagó, Guinea Bissau, y con el Orango Hotel como punto de partida, se hacen realidad los relatos sobre la sociedad matriarcal Bijagós.

El antropólogo alemán Hugo Adolf Bernatzik nos legó su obra “En el reino de los Bijagós”, donde podemos leer: “En la tierra de los Bijagós, la expresión ‘sexo débil’ no cuadra en absoluto con los moradores femeninos de Orango” (1931).

La Dra. Agueda Gómez Suárez, en su artículo “Sistemas sexo/género “matriarcales”: los bijagós (Guinea Bissau) y los zapotecas (México)” (2009), toma la sociedad bijagó como ejemplo: “Hemos seleccionado a los zapotecas en México y los Bijagós de Guinea Bissau como laboratorios excepcionales para poder observar cómo se desenvuelve la vida de una población donde la mujer posee poder y prestigio social ”.

En las aldeas bijagós todavía es posible aprender sobre cómo las formas de relacionarse entre hombres y mujeres pueden ser diferentes a las que han regido otras sociedades. Las mujeres bijagos, a pesar de la influencia del colonialismo, son piezas clave en la organización de la vida familiar y de la aldea, y su autoridad es reconocida y respetada, sin excepción de sus compañeros masculinos. También en la esfera política es la voz del consejo de ancianas la que se escucha para tratar los asuntos de las “tabanca”, y de madres a hijas se hereda el nombre de alguno de los cuatro clanes a los que se adscriben los habitantes de Orango. Al clan de los Okinka pertenecía Pampa Kanyimpa, la reina que a principios del siglo XX abolió la esclavitud y que es recordada con admiración por sus descendientes. Un ejemplo donde las mujeres son respetadas por su sabiduría, organización del trabajo, gobierno y leyes.

Más información:

Matriarcados, Anna Boyé (2006)

Matriarcado bijago y Orango Hotel

Hugo Adolf Bernatzik (1897-1953)

Okinka Pampa Kanyimpa (1930)

 

Historias de focas monje: “Amrigue”

“Amrigue” es una foca muy especial. Es el macho más conocido de la colonia de la “Costa de las Focas”; y es así porque decidió vivir en la “Reserva Satélite de Cabo Blanco”, el único lugar abierto al público, y con un Centro de visitantes, donde locales y turistas pueden ver una foca monje. Esta foca residente es “Amrigue” (“pescador” en lengua hassaniya) y está allí la mayor parte del tiempo, durmiendo en la playa o nadando cerca de la costa, para disfrute de todos los que van y sienten el momento único que están viviendo, al ver en libertad un macho adulto de una de las especies de foca más raras y en mayor peligro de extinción del mundo.

Pero “Amrigue” es algo más que una foca que vive algo lejos del resto de la colonia. Nacido en 1997, poco antes del episodio de mortandad masiva que mató a dos tercios de la población de foca monje del Mediterráneo de la península de Cabo Blanco en un mes, “Amrigue” fue rescatado porque era muy pequeño para sobrevivir. Liberado en una playa al cabo de varios meses, después de asegurarnos de que iba a ser capaz de salir adelante por sí solo, se le siguió durante un tiempo, y aunque no supimos nada de él durante varios años, en 2003 volvió a aparecer. “Amrigue” volvió como un precioso macho adulto, y desde entonces siempre ha estado en la “Reserva Satélite de Cabo Blanco”. Ha pasado el tiempo y ahora “Amrigue” es un viejecito de 19 años. Sigue saliendo en la misma playa o nadando cerca, manteniendo su especial territorio. Es un superviviente y la memoria viva de la mayor catástrofe de las últimas décadas experimentada por esta población, y por supuesto es el recordatorio de una peligrosa amenaza. Sin embargo, desde hace unos pocos meses no vemos a “Amrigue” en la “Reserva Satélite de Cabo Blanco”, no sabemos nada de él, y le esperamos con ansiedad…

Mas información:

La foca monje y los pescadores artesanales mauritanos: interacción de “Amrigue” (Revista Quercus 2014)

Cousteau y la foca monje

Un día como hoy, 11 de junio, nacía Jacques-Yves Cousteau, inventor, oceanógrafo, explorador, cinematógrafo y divulgador. Cousteau en 1943, junto a Gagnan, inventó el regulador para bucear, que desde entonces permite acceder al mundo submarino con autonomía. Además, Cousteau fue el primero en popularizar películas submarinas, que usaba para la concienciación medioambiental. Estos documentales han sido emitidos por todo el mundo, especialmente la serie “El Mundo Submarino”, haciéndole el más célebre de los divulgadores del mundo submarino.

Con la foca monje Cousteau tuvo una interesante historia. En 1923, T. Monod avistó algunos ejemplares de focas en la Península de Cabo Blanco, y en 1945 Eugenio Morales Agacino logró descubrir la última colonia superviviente. Tres años después Cousteau y su equipo exploraron y filmaron la colonia de focas monje de Cabo Blanco, entonces en “La Costa de Oro española” en el África Occidental. Fue durante un viaje con su primer barco, El “Élie Monnier” (el “Calipso” lo consiguió posteriormente en 1950) donde “descubrieron lugares mágicos”, como las Islas Salvagem (“con especies desconocidas”), Dakar y la Isla Margarita (“cientos de tiburones”), Cabo Verde o el Estrecho de Gibraltar (“con más marsopas que humanos”). Y, dos lugares con focas monje:

La Galita, en Túnez, donde el equipo descubre un pequeñísimo grupo de focas monje en una recóndita cueva, describe su alimentación con langostas (y una foca “con un pote de pesca de langosta en la cabeza”), y observan de cerca un macho, una hembra, una foca “albina”, y un cadáver en la playa interior de la cueva.

Y, ya en la Península de Cabo Banco realizaron una detallada exploración, que Cousteau narra en el capítulo X (“Los compañeros del mar”) del libro “El Mundo Silencioso” (Ed. Éxito, 1954), que empieza con la frase “tal vez nuestro compañero más encantador y fascinante en el mar ha sido la foca”. En esas páginas Cousteau describe a un lugareño que llamaba a las focas e interaccionaba amigablemente con ellas, observan una veintena (con machos, hembras, juveniles y crías), estiman que podría haber unos dos centenares, explican la técnica de inmersión de las focas, y las describen como confiadas (tanto que incluso les llegan a “hacer cosquillas con sus bigotes”). Y, cuenta la historia de “Dumbo”, una joven foca que “capturan con ayuda de una red que bajaron desde el acantilado, en principio para enseñarle a acompañarles en el agua, y finalmente destinado al acuario de Marsella”, y como un pescador les enseñó a alimentarla con pulpos (“que tragó como espaguetis”). Además, de aquel viaje queda constancia en una antigua e interesante película que se puede ver en el canal del Programa de conservación de la Foca Monje.

Más información:

Programa Foca Monje, Historia

Fotos del libro “El Mundo Silencioso” (Ed. Éxito, 1954)

La educación ambiental, parte de la solución

Un programa de conservación no es completo si no incluye campañas de divulgación para estimular la sensibilización de la población en general, y de la local en particular. Así, las personas conocen el problema al que se enfrentan y se les hace partícipe de la solución. O por lo menos, eso es lo que creemos en la Fundación CBD-Hábitat. La poblaciones locales, especialmente escolares, profesores y trabajadores del medio se incluyen, y no se olvidan, en las actuaciones desarrolladas. Porque proteger el medio ambiente y una especie amenazada es algo más que asegurar que la población aumenta en número, o tener un área protegida. Realmente, lo que ayuda, es conseguir que a la población local se la haga participe, que entienda lo afortunada que es al tener esa riqueza y los beneficios que les puede aportar mantener este medio singular de forma sostenible.

En general, la Educación Ambiental tiene los objetivos de: conciencia y sensibilidad del medio ambiente y de su problemática; conocimiento y comprensión del medio ambiente y de la función de la humanidad; actitudes que impulsen a participar activamente en su protección; aptitudes para resolver los problemas ambientales; evaluación de factores ecológicos, políticos, económicos, sociales, estéticos y educacionales; y la participación activa.

En la Fundación CBD-Hábitat hemos impulsado estos temas para la concienciación de la conservación de especies emblemáticas amenazadas (como la foca monje, el lince ibérico o las aves rapaces) con varias jornadas y trabajos de EDUCACIÓN AMBIENTAL como, por ejemplo:

Educación ambiental para la Foca monje

Realizamos cursos sobre pesca sostenible a pescadores artesanales; sobre la importancia de proteger el medio ambiente a escolares para aumentar su conocimiento sobre la biodiversidad que les rodea; y vamos a reuniones locales donde incidimos sobre la importancia de proteger el medio marino. Muy llamativa fue la exposición “El regreso de la Foca Monje” montada en las instalaciones de Faunia en Madrid, donde realizamos la primera exposición sobre la especie en España con el fin de sensibilizar y dar a conocer al público en general a la foca monje del Mediterráneo. Y, tuvimos el honor de contar con Su Majestad la Reina Doña Sofía, entre otras personalidades. O, un curso de formación de educación ambiental en el marco del proyecto «Promoción del empleo y mejora de las condiciones de vida de los pescadores artesanales costeros, jóvenes y mujeres en las áreas naturales protegidas del sector norte de Mauritania», financiado por la Unión Europea y la AECID (Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo), y que ejecuta el “Programa de Conservación de la Foca Monje” a través de la Asociación ANNAJAH con sede en Nouadhibou.

Taller sobre Aves Carroñeras

Organizado por la Fundación Patrimonio Natural de Castilla y León con la colaboración de la Fundación CBD-Hábitat, y con los objetivos de; dar a conocer los programas Life de la UE, y en concreto el Life Feeding Scavengers; dar a conocer las rapaces necrófagas (hábitat, biología y conservación) del Valle de Iruelas y Los Pinares del Bajo Alberche y otros Espacios Naturales de Castilla y León; y, la relación entre estas aves rapaces carroñeras y la ganadería extensiva. Participaron 27 entusiastas niños que además realizaron los recortables de siluetas de aves rapaces carroñeras (alimoche, milano real o águila imperial), y del buitre negro de la Fundación y montar móviles de aves carroñeras.

Exposición sobre las islas Bijagos en Guinea Bissau

Bajo el lema: «Nuestra Biodiversidad, nuestra Alimentación, nuestra Salud» la Fundación CBD-Hábitat junto con el IBAP y el Orango Parque Hotel conmemoran el día de la Biodiversidad con la inauguración de una exposición sobre las islas Bijagos en el Centro Cultural Guineano de Franco Bissau.

Actividades realizadas con escolares para concienciación sobre el Lince ibérico y el proyecto IBERLINCE en Extremadura.

Por ejemplo, una en el IES Sáenz de Buruaga (Mérida), dentro del programa Erasmus+ ‘Diagnóstico y Mejora del Entorno Medioambiental del Estudiante Europeo’ celebrando el Día Mundial de la Educación Ambiental durante la «semana de la Biodiversidad». La charla se impartió a 50 chicos/as de 4º de la ESO. Y, otra jornada en el CRA Gloria Fuertes de Fuente del Arco, acción enmarcada dentro de la iniciativa «Ruta ciclista IBERLINCE» en la que los ciclistas recorren los territorios linceros para conocer los trabajos que se realizan con la especie. La charla se impartió a 25 chicos/as de 5º de primaria.

Recomendaciones para la observación de la Naturaleza en general y del Lince en particular

Enfocadas a las personas que se acercan a los territorios del lince, casi todas bien intencionadas y con la suficiente sensibilidad para no crear perturbaciones con sus observaciones. Aunque, las actividades de turismo de naturaleza desarrolladas tanto por particulares como por empresas (de avistamiento de fauna, fotografía, senderismo y turismo activo, etc.) pueden afectar directamente al felino. El auge que ha adquirido en los últimos años y su propia naturaleza, en la que el encuentro con la especie no es accidental, ha añadido un nuevo factor potencial de perturbación si estas actividades no se realizan con una escrupulosa observación de la legislación y de unas simples normas de conducta, fáciles de cumplir por cualquier ciudadano responsable.

Seguiremos insistiendo en la EDUCACIÓN AMBIENTAL, la conciencia y sensibilidad; la comprensión del medio ambiente; las actitudes que impulsen a participar en su protección; las aptitudes para resolver los problemas; y la participación, sobre todo de las nuevas generaciones.

Más información:

Materiales de Educación Ambiental disponibles en Documentos y publicaciones en la web de Fundación CBD-Hábitat

Historias de focas: la foquita de Porto Santo, Madeira

El viernes 12 de abril, recibimos una llamada desde Madeira (Portugal), donde estamos desarrollando un proyecto LIFE con la foca monje del Mediterráneo. En aquél archipiélago sólo las habíamos visto en las islas de Madeira y Desertas (que es donde trabajamos), pero hete aquí que aquél día había aparecido una foca en otra de las islas: Porto Santo. Una inesperada sorpresa…

Resultó ser un hembra nacida en octubre de 2018 (foto 1), por lo que apenas contaba con seis meses de edad. Llegó delgadita y un poco mustia, así que se dedicó a descansar durante el día en la playa y salir a comer por las tardes. El revuelo en la isla fue mayúsculo: autoridades, vecinos y turistas se acercaron curiosos a observar aquél fenómeno: ¡una foca en sus playas!… Lo cierto es que, aunque hacía años que no ocurría nada igual, la dispersión de los ejemplares juveniles es bastante habitual, y entra dentro de las posibilidades ver a una joven foca luciendo palmito en las playas de Porto Santo, a pesar de no ser su habitual lugar de descanso o alimentación. Ante tantas visitas, las autoridades ambientales enviaron guardas para vigilar su bienestar, se señalizó la zona (foto 2), se dieron charlas en la ciudad, y hasta se organizó un grupo de voluntarios que ayudaran en las labores de vigilancia e información. Toda la isla se volcó con nuestra pequeña protagonista, que iba mejorando a ojos vistas y ganado peso, de manera que, diez días después dejamos de verla. Se hicieron esperas, llamadas, preguntas, horas en la playa con los prismáticos buscando cualquier señal de regreso, pero no volvió a aparecer (foto 3). Se desmontaron los operativos, y todos volvieron a casa. Creemos y esperamos que nuestra joven foca también ha regresado a su lugar de nacimiento, en Desertas, y continúe creciendo sana y feliz. Siempre le acompañará nuestro cariño y esperanza…

Más información:

Proyecto LIFE13 NAT/ES/000974 «Mediterranean monk seal conservation in Madeira and development of a conservation status surveillance system»

A todas las personas que colaboraron en el bienestar de la pequeña foca monje en Porto Santo ¡muchas gracias por vuestro compromiso y dedicación!

Actividad didáctica sobre Aves Carroñeras: “las recicladoras de la Naturaleza”

Los Pinares del Bajo Alberche y el “Valle de Iruelas” son ZEPAS ubicadas en la provincia de Ávila en Castilla y León, que tienen importantes poblaciones de Buitre negro. Allí, en este mes de mayo, en el paraje de La Cañada, en Herradón de Pinares, se realizó un Taller sobre Aves Carroñeras organizado por la Fundación Patrimonio Natural de Castilla y León, desarrollado dentro de las actividades de Ornitocyl 2019 (II Feria Ornitológica de Castilla y León) y la Casa de la “Reserva Natural del Valle de Iruelas”, con la colaboración de la Fundación CBD-Hábitaty con los siguientes objetivos:

  • dar a conocer los programas Life de la UE, y en concreto el Life Feeding Scavengers;
  • dar a conocer las rapaces necrófagas (hábitat, biología y conservación) en el Valle de Iruelas y en otros Espacios Naturales de Castilla y León;
  • y, la relación entre estas aves rapaces carroñeras y la ganadería extensiva.

La actividad estaba dirigida a niños de hasta 14 años con el fin de crear una conciencia más fuerte sobre la necesidad e importancia de la conservación de los hábitats, especies y procesos ecológicos ligados a los ecosistemas donde viven las aves rapaces carroñeras. El Taller comenzó con la presentación del Proyecto Life Scavengers, donde se explicaron los objetivos del proyecto, así como la biología, el hábitat y la conservación y gestión de las aves necrófagas. Para reforzar estos contenidos se expusieron fotografías y vídeos de alta calidad, y diversos materiales biológicos. También se planteó la importancia de la ganadería extensiva en la conservación de estas especies. La actividad se realizó de una manera didáctica y adaptada a la edad de los alumnos. Participaron 27 entusiastas niños que además realizaron recortables de siluetas de aves rapaces carroñeras (alimoche, milano real o águila imperial), y del buitre negro para montar móviles de aves carroñeras; y observaron huevos, plumas, egagrópilas y cráneos de buitre negro.

Seguiremos insistiendo en la Educación Ambiental, la conciencia y sensibilidad; el conocimiento y comprensión del medio ambiente y de la función de la humanidad; las actitudes que impulsen a participar activamente en su protección; las aptitudes para resolver los problemas; y la participación, sobre todo de las nuevas generaciones.

Más información:

LIFE “Feeding scavengers»

Proyecto Buitre negro de la Fundación CBD-Hábitat

Fundación Patrimonio Natural de Castilla y León