Recomendaciones para la observación del lince ibérico

En esta época son frecuentes las personas que se acercan a los territorios del lince, casi todas bien intencionadas y con la suficiente sensibilidad para no crear perturbaciones con sus observaciones. Pero, las actividades de turismo de naturaleza desarrolladas tanto por particulares como por empresas (de avistamiento de fauna, fotografía, senderismo y turismo activo, etc.) pueden afectar directamente al felino. El auge que ha adquirido en los últimos años y su propia naturaleza, en la que el encuentro con la especie no es accidental, ha añadido un nuevo factor potencial de perturbación si estas actividades no se realizan con una escrupulosa observación de la legislación y de unas simples NORMAS DE CONDUCTA, fáciles de cumplir por cualquier ciudadano responsable.

Desde la Fundación CBD-Habitat hacemos unas recomendaciones al respecto, ya avanzadas en otros momentos:

“Folletos de observadores de linces” (en tres idiomas):

http://www.cbd-habitat.com/wp-content/uploads/2018/07/Folleto-observacion-El-futuro-del-lince_baja.pdf

 “Manual para la Gestión del habitat del lince ibérico” (cap 3, p 59-61):

http://www.cbd-habitat.com/wp-content/uploads/2018/07/Manual-Lince-Iberico-2014-BAJA-PROTEGIDO.pdf

 “Manual de Buenas practicas para la observación del oso, lobo y lince”:

http://www.cbd-habitat.com/2018/05/08/manual-buenas-practicas-para-la-conservacion-del-oso-lobo-y-lince/

 

Intentamos fomentar unos sencillos códigos para que, tanto los que ofertan la actividad de turismo como quienes la disfrutan, se acerquen adecuadamente a la Naturaleza, con sensibilidad y conciencia ambiental.

 RECOMENDACIONES DURANTE LA OBSERVACIÓN:

  • Si observa a un lince, no se acerque a él ni le persiga.
  • Su presencia no debe alterar su comportamiento.
  • Manténgase en los caminos públicos habilitados.
  • No entre en zonas no autorizadas, privadas, restringidas o sensibles.
  • Modere la velocidad en carreteras y pistas forestales.
  • No emita ruidos fuertes.
  • No utilice focos luminosos o flashes durante la noche.
  • La masificación de los puntos de observación y el tránsito excesivo de vehículos puede causar molestias: minimícelo en las épocas más sensibles como la época de celo y reproducción (de diciembre a agosto).
  • Manténgase alejado de parideras o zonas donde una hembra en época de cría (marzo-agosto) pueda albergar cachorros. No revele la localización de estos lugares.
  • Solicite los permisos necesarios a las autoridades competentes.
  • Las empresas de turismo activo y actividades en la naturaleza deben estar registradas y tener las autorizaciones oportunas.
  • Extreme las precauciones para evitar incendios forestales, no deje basura y respete al resto de la fauna, la flora y el patrimonio público y privado.
  • Colabore con los responsables de la conservación de la especie. Si observa alguna infracción, póngalo en conocimiento de las autoridades.

RECOMENDACIONES DURANTE LA REALIZACIÓN DE FOTOGRAFÍAS O VÍDEOS:

  • Cumpla con las condiciones de su autorización para la fotografía y/o filmación del lince ibérico. Si no requiere autorización, sea igualmente prudente y no se acerque a menos de 100 metros del animal.
  • Absténgase de usar métodos poco éticos e ilegales para atraerlos a su posición, como reclamos, presas, focos, etc.

¿CÓMO PUEDE AFECTAR AL LINCE?:

  • Molestias directas: el estrés generado por el observador al acercarse al ejemplar o situarse en algún punto inadecuado (por ejemplo, cortando su trayectoria) puede suponer el abandono del lugar seguro en el que se hallaba. En el caso más grave, una hembra con cachorros puede abandonar el cubil, quedando estos expuestos a predadores o accidentes.
  • Molestias indirectas: presencia excesiva de personas o del tránsito de vehículos en el lugar donde se encuentra el lince.
  • Alteraciones del comportamiento: cuando se utilizan métodos artificiales para atraer hacia el punto de observación. Especialmente grave es el uso de cebos, pues puede crear predisposición a trampas y cebos envenenados.

La lucha contra la contaminación por plásticos en la Reserva de la Costa de las Focas (Mauritania).

La contaminación marina por plásticos es uno de los más graves problemas medioambientales. ¡ 8 millones de toneladas anuales llegan a los mares y océanos, 200 kg por segundo! Aproximadamente el 70% se va al fondo, el 15% a la columna de agua y el 15% se queda en la superficie. ¡Se estima que puede haber mucho más de 100 millones de toneladas de plásticos en los mares y océanos!

Además, el plástico en la mar se degrada muy lentamente (en el agua la acción foto degradadora del UV del Sol se ralentiza muchísimo; por ejemplo, una botella podría tardar más de 500 años en descomponerse, y lo hace pasando por fases de “microplásticos”, también muy problemáticos). Y, los desechos plásticos tienden a acumularse en el centro de los océanos, por el efecto de giro de las aguas, creando gigantescas “islas de basura” (hay por lo menos dos de ellas en el Atlántico).

Los plásticos son una amenaza directa para la vida marina:

  • Las redes de pesca perdidas, la mayoría hechas de plástico, atrapan a los animales.
  • Los plásticos que los animales ingieren por error, provocan su muerte por inanición o infecciones.

Todo esto no es ajeno a la Reserva de focas monje en Mauritania (foto 1), y por ello todos los meses el personal de conservación de la Fundación CBD-Hábitat realiza una limpieza general (foto 2) y se asegura que todas las playas de la Reserva «Costa de las focas» están limpias y listas para ser utilizadas por los animales.

Foto 1: Botellas de plástico en una playa con focas monje en la Reserva “Costa de las focas”.

Foto 2: Personal de la Fundación CBD-Hábitat recogiendo basura contaminante en una playa de la Reserva “Costa de las focas”.

 

¡Cumplimos 20 años trabajando por las especies amenazadas y sus hábitats!

¡Cómo pasa el tiempo! Fue en 1998 cuando arrancábamos con los primeros proyectos de la Fundación. ¡Cuánto aprendimos, que entusiasmo (que no hemos perdido) y que ilusión! Aquellos fueron los primeros tiempos en Marruecos, en Mauritania en la Costa de las focas, el primer proyecto con linces, el primer proyecto con acuerdos de colaboración con propiedades privadas y los primeros cachorros (de focas monje y linces) y pollos (de águila imperial, buitre negro y otras aves). Y luego vendrían otros proyectos, como el ecoturismo en Orango, los del lince, más proyectos con propiedades privadas y especies del monte mediterráneo, nueve proyectos Life como beneficiarios o socios, las reintroducciones de gacelas y antílopes en el Sahara, y las colaboraciones con otras instituciones con las que hemos compartido trabajos y alegrías. Y, sobre todo, el más de medio centenar de personas que hemos hecho la Fundación. ¡Que satisfacción saber que hemos conseguido mejorar las poblaciones de linces, focas monjes, hipopótamos, águilas imperiales y buitres negros, gacelas y antílopes saharianos!¡Qué alegría haber cumplido 20 años y que ganas de cumplir muchos más trabajando por estas y otras especies señeras de nuestro planeta!

 

¡Aprovechamos para desear que el año que viene la conservación de la biodiversidad y el respeto al medio natural sean una realidad!

Exposición virtual sobre el Lince ibérico

Con la colaboración de la Fundación MAVA (http://mava-foundation.org/the-spirit-of-mava/) hemos hecho una exposición virtual titulada “El Lince ibérico: diario de un superviviente”. En ella se describen algunos de los esfuerzos por evitar su extinción. Está organizada a lo largo de las estaciones del año. Así empezamos en la primavera (con el nacimiento de los cachorros), luego el verano (el aprendizaje de los cachorros con la madre, la actividad nocturna, las luchas entre cachorros), otoño (primeras exploraciones e inicio de la dispersión) y acaba en el invierno (con el celo y apareamientos, la lucha por los territorios, la gestación y el aumento de la actividad). En cada estación se explican también detalles sobre la especie, el hábitat y la gestión en esos momentos. Además, hay un apartado sobre aspectos biológicos e independientes de la estacionalidad; y otro sobre la gestión (del conejo, ganadera, desfragmentación del hábitat y sensibilización). Finalmente hay “señales” para ampliar la información y para ayudar a colaborar en su conservación:

http://www.cbd-habitat.com/exposicion_virtual_lince_iberico/index.html

Historias de linces

Sabido es que los linces tienen nombres, aunque no todos. Ya en el primer censo (2001-04), y dado el bajísimo número de linces supervivientes a principios del siglo XXI, fue recomendable nómbralos para facilitar la metodología de fotoidentificación por el patrón de manchas del pelaje (ver Metodología, p 48):

https://www.miteco.gob.es/es/parques-nacionales-oapn/publicaciones/oapn_editorial_libro_05.aspx

Además, desde 2004 los cachorros de linces se nombran con una letra del abecedario correspondiente a cada año. Así, los linces del 2004 tienen nombres que empiezan por la A, los del 2005 (año del primer nacimiento de linces en cautividad) por la B (por ejemplo, Brezo, Brisa, Brecina, los primeros cachorros nacidos en ex situ en el centro del Acebuche), y así sucesivamente hasta este año 2018 en que los cachorros (tanto de campo como de ex situ) tienen nombres que empiezan por la letra P. Sin embargo, los primeros nombres de los primeros años no seguían esta norma y se ponían a criterio de los técnicos del seguimiento.

Poner nombres es útil, y “nos acerca” a estos felinos mientras vamos conociendo sus historias. Hay un montón de historias de linces, algunas recogidas en la web del proyecto IBERLINCE:

http://www.iberlince.eu/index.php/esp/component/content/article/266-historias-de-linces/563-historias-de-linces#.XAUK-WhKg2w

Además, hay linces cuyas historias son más cercanas. Por ejemplo, para el equipo de seguimiento de la Fundación CBD-Hábitat el lince denominado “Pétalo”, que fue uno de los primeros linces del que conocimos toda su vida desde cachorro hasta su muerte de mayor; una vida en paralelo a las medidas implementadas para la conservación de la especie:

http://www.iberlince.eu/index.php/esp/documentos-esp?id=354#.XAULd2hKg2w

Y, poco a poco será cada vez más difícil individualizar los linces, por la sencilla razón que cada vez serán más…

Más historias de linces con nombres, en la web de IBERLINCE y en el Boletín “Gato Clavo”:

http://www.iberlince.eu/index.php/esp/gato-clavo#.XAUOAmhKg2w

Especial IBERLINCE en Quercus

El proyecto LIFE+ IBERLINCE, de “Recuperación de la distribución histórica del lince ibérico en España y Portugal» es el protagonista del número especial del acaba de editar la revista “Quercus con el título: Cómo pasar de 90 a 590 linces.

El Quercus 394 (de diciembre 2018) incluye una separata donde se describen los principales logros de este proyecto: crear nuevas poblaciones de linces en España y Portugal y que el lince pase de “en peligro crítico de extinción” al siguiente peldaño de menor riesgo. En la revista se describe la evolución de las poblaciones, la relación de dependencia entre el lince y el conejo, las principales amenazas, la importancia de la conectividad entre poblaciones y el resto de retos del futuro del lince. Y, se incide en la colaboración de los diferentes actores, en la reintroducción fuera de Andalucía, en cuidar el conejo para cuidar del felino y en las amenazas genéticas y de conectividad. La Fundación CBD-Hábitat es socio de este proyecto con un ámbito de trabajo en el área de la Sierra de Andujar, y en las áreas de reintroducción del Guarrizas (Jaén) y de Extremadura. Además el proyecto lo integra la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía y otros 19 socios más: http://www.iberlince.eu/index.php/esp/proyecto-esp/beneficiarios#.XAa3IWhKg2w