Actuaciones de fomento del conejo de monte

ACTUACIONES DE FOMENTO DEL CONEJO DE MONTE PARA LA RECUPERACIÓN DEL LINCE IBÉRICO EN ZONAS DE DISPERSIÓN: RESULTADOS EN UN CASO PRÁCTICO

INTRODUCCIÓN Y OBJETIVO:

El conejo de monte (Oryctolagus cuniculus) constituye entre el 85 y 100% de la dieta del lince ibérico (Lynx pardinus) por lo que una parte importante de los planes de conservación del lince en la última década se han basado en la mejora de las poblaciones de conejo. Este trabajo describe la situación de partida, las acciones realizadas y los resultados en tres áreas periféricas de una subpoblación de lince ibérico.

METODOLOGÍA:

Desde 2002 la Fundación CBD Hábitat participó en los proyectos LIFE de recuperación y conservación del lince ibérico LIFE02/NAT/E/8609 y 06/NAT/E/209, implementando acciones de incremento de la disponibilidad trófica en áreas potenciales para el lince. Se actuó en 13.629 ha de fincas privadas con acuerdos de colaboración en la Sierra de Andujar y Despeñaperros (Jaén). De estas, aproximadamente 2.800 ha se encontraban inicialmente ocupadas por linces reproductores, mientras que el resto correspondían a áreas potenciales. Entre 2002 y 2011, se llevaron a cabo actuaciones para aumentar las poblaciones de conejos en las zonas aledañas a las áreas con linces residentes. Estas áreas, con escasas o nulas poblaciones de conejos, presentaban hábitats bien conservados, de litología granítica, suelos sueltos y profundos, y buena proporción de matorral y series de encinares silicícolas. La elección de una zona como área potencial se estableció a partir de la abundancia de conejo autóctono estimada mediante transectos de conteo directo (valores bajos o muy bajos según la formula propuesta por Palomares et al., 2001), y de los datos de presencia de lince a partir de fototrampeo (cuando no se obtenían fotocapturas de hembras adultas). Así, se calcularon las distancias de las potenciales áreas de actuación a las áreas con linces reproductores (con ArcView 9.1). Las actuaciones se diseñaron en un radio inferior a 4 km del perímetro exterior del área de ocupación más cercana de linces…De esta forma, se determinaron 3 áreas periféricas de actuación, en las que se realizaron las siguientes actuaciones para la mejora y aumento de las poblaciones de conejos:

Sobre una superficie inicial de 3.280 hectáreas con 0,78 conejos/ha de densidad media en primavera, se realizaron 16 repoblaciones de conejo (con 2.133 conejos de monte), 472 refugios subterráneos y 767 superficiales, 232 hectáreas de actuaciones extensivas (siembras, abonados, desbroces y podas), 155 puntos de agua, y arrendamiento y veda de la caza del conejo. Complementariamente se proporcionó alimentación suplementaria (AS) a los linces, a razón de 0,1 conejos/lince objetivo y día (en total 13.253 conejos en 6 cercados de AS activos durante 11.831 días), principalmente como herramienta de fijación, pero también para reducir las necesidades de caza del lince en las áreas de actuación.

Por cada unidad de actuación se realizaron 5-6 repoblaciones de conejos, una de las cuales era un cercado y el resto repoblaciones abiertas con vivares

de tubos de hormigón enterrados, adecuados para esa litología y tipo de fincas. Los conejos de monte se liberaron en grupos preparados en cortas cuarentenas, apostando por un número bajo de conejos por refugio y por la calidad (elección en origen, 7% de descartes, 56% de hembras). A veces se usaron pastores eléctricos para proteger las repoblaciones. Simultáneamente se desarrolló un programa de seguimiento de las poblaciones de conejos (con un esfuerzo >3.448 kms de conteos en los otoños y primaveras en 29 transectos diseñados) y de linces (con un esfuerzo >53.087 trampas/noche de fototrampeo en 6.466 ha, pudiendo delimitar así los polígonos mínimos convexos de ocupación de los linces).

RESULTADOS:

Como promedio se han alcanzado densidades estimadas de 1,86 conejos por hectárea en primavera. Se logró el establecimiento de 4 nuevas hembras reproductoras (2006-07-08) en más de 700 hectáreas del área de actuación (por datos de fototrampeo). Las nuevas áreas proporcionaron 29 cachorros en 5 años, con una tasa de supervivencia del 65,5% pasado un año.

No obstante, aún es pronto para asegurar la autosostenibilidad de las nuevas áreas. En dos de las áreas ya se ha suprimido la AS (una de ellas por alcanzar los umbrales de densidad de conejo estimados con los que el lince se reproduce con éxito: 4 conejos/ha en primavera, Palomares et al., 2001) sin que los territorios se hayan abandonado (en verano de 2011).

Repoblaciones de conejos con vivares subterráneos de tubos

RESULTADOS A MEDIO PLAZO DE LAS REPOBLACIONES DE CONEJO ABIERTAS MEDIANTE VIVARES SUBTERRÁNEOS DE TUBOS

El declive de las poblaciones de conejo de monte (Oryctolagus cuniculus) en la Península Ibérica desde mediados del siglo XX ha extendido las repoblaciones como herramienta de conservación y de gestión cinegética. Hoy existe una enorme variedad de métodos de repoblación, cuya eficacia ha sido desigualmente estudiada, centrándose en períodos de tiempo cortos tras la suelta. La Fundación CBD ha realizado un estudio que describe los resultados a medio plazo de un modelo de repoblación basado en vivares subterráneos de tubos a través del uso que los conejos hacen de los vivares y de la abundancia estimada en los núcleos repoblados transcurridos 6 años desde la suelta.

Se han evaluado 10 núcleos de repoblación localizados en propiedades privadas de la Sierra Morena de Jaén realizados como parte de las acciones de fomento del conejo del proyecto Life02/NAT/E/8609 (Recuperación de las poblaciones de lince ibérico en Andalucía). El área corresponde al sector luso-extremadurense de la subregión Mediterránea occidental (Rivas-Martínez, 2004), caracterizado por clima mediterráneo, y con sustrato mayoritariamente granítico. Cada núcleo se compone de 15 a 35 vivares (⎯ X±SD =23,6±6,8), ocupando 3 hectáreas de media. En todos hay refugio natural y/o artificial complementario. Entre 2004 y 2005 se realizó una única suelta por núcleo, liberándose 5,5±1,5 conejos por vivar. Los conejos fueron vacunados contra la mixomatosis y la EHVc, y sometidos a cuarentena corta formando grupos que se mantuvieron en la suelta. En algunos casos, el núcleo se protegió de la depredación terrestre mediante cercado electrificado durante las primeras semanas.

Para determinar el uso de los vivares se usaron cuatro parámetros: porcentaje de vivares usados, porcentaje de vivares con signos de reproducción, número de bocas naturales y actividad media. Los datos se tomaron a principios de primavera (febrero-marzo) de cada año y se basan en observaciones directas de individuos y en signos indirectos (excrementos, escarbaduras, tierra, paso, etc.; Fig. 2) en el vivar y alrededores (1 m). Para la actividad media se asignó un rango entre 0 y 4 de acuerdo con Muñoz (2005). Se ha repetido la evaluación durante los 6 años posteriores a la suelta y se han aplicado test no paramétricos de contraste para determinar variaciones interanuales.

Para estimar la abundancia en el núcleo se han realizado recorridos de conteo y georreferenciación de letrinas (Virgós et al., 2003) en julio de los años 4º, 5º y 6º tras la suelta. La estima de abundancia se obtuvo aplicando la relación entre letrinas por kilómetro y conejos por hectárea obtenida para el área del proyecto por Gil (2009, datos inéditos).

La abundancia media estimada 6 años después de la suelta a partir del índice letrinas/km es 6,5±4,1 conejos por hectárea. En las zonas control muestreadas para contrastar (en las mismas fincas y con similares características) se obtuvo una densidad media de 1,0±1,2.

Se puede concluir que las repoblaciones analizadas han sido una herramienta eficaz para establecer núcleos de conejos autosostenibles a medio plazo. Las abundancias medias transcurridos 6 años desde las sueltas superan los límites requeridos por el lince ibérico para alcanzar productividades medias.
Ninguna de las repoblaciones evaluadas ha necesitado reforzamientos. En varios casos, además, han servido como fuente para ocupar nuevos núcleos de refugios. No obstante, debe profundizarse en la superficie total de expansión de este tipo de repoblación. El modelo de vivar utilizado resulta especialmente eficaz en sustrato permeables, como los suelos arenosos de la zona de estudio. Además, su impacto en el paisaje y la interferencia con otro usos de las propiedades es mínimo, especialmente comparado con las repoblaciones basadas en cercado.

Toledo, 24-25 de noviembre de 2011

II CONGRESO INTERNACIONAL SOBRE EL CONEJO DE MONTE. Proyecto Life 07/NAT/E/000742 Conservación de especies prioritarias del monte mediterráneo en Castilla-La Mancha

El lince «Labrador» volvió a casa por Navidad

Como en el conocido anuncio publicitario, Labrador, uno de los linces (macho) liberado en el Valle del Matachel (Badajoz) en abril de 2014, volvió a la zona de suelta estas pasadas navidades; aunque no en busca de villancicos, comilonas y regalos, sino más bien por la llamada de su instinto, EL CELO, atraído por su necesidad de reproducirse con alguna de las hembras territoriales del valle.

Se da la circunstancia de que Labrador fue liberado en la zona del Valle del Matachel y tras permanecer unos cuatro meses en las inmediaciones del área de suelta, emprendió su viaje hacia el sur. Atravesando campiñas, montes, ríos y carreteras llegó al norte de las provincias de Córdoba y Sevilla, donde permaneció durante otros cuatro meses hasta la llegada del celo, que en el caso de los linces comienza a mediados de diciembre. En la actualidad Labrador “ronda” el territorio de una de las hembras reproductoras del Valle del Matachel.

Este viaje de vuelta, de cerca de 45 kilómetros, lo realizó en menos de 36 horas, datos que conocemos gracias a su collar con tecnología GPS, que nos aporta información periódica de los movimientos y localización de los linces liberados.

Fundación CBD-Hábitat/ Proyecto LIFE+ IBERLINCE

El quinto cachorro ¿hembra de lince con cinco cachorros?

El seguimiento por fototrampeo de los linces en el campo a veces da sorpresas y deja incógnitas sin resolver. En uno de los nuevos territorios de la Sierra de Andújar recolonizados por la especie gracias a las actuaciones del Proyecto Life+ Iberlince, se han realizado tareas de seguimiento mediante fototrampeo para constatar si la hembra “Gargantilla” conseguía reproducirse por segunda vez. Al final de la primavera se obtenían las primeras fotografías de tres cachorros en las proximidades de un punto de agua.

A partir de entonces, se intensificó la tarea de seguimiento con varias cámaras de fototrampeo con el objeto de controlar el estado de los cachorros y de realizar su correcta identificación mediante la realización de las fichas individuales con los dos costados de cada ejemplar. Con el material fotográfico que se iba obteniendo a lo largo del verano, empezó el quebradero de cabeza; primero se obtuvieron costados de cuatro nerviosos y nunca estáticos cachorros, y finalmente y para sorpresa nuestra, ¡cinco cachorros!, con sus respectivos costados diferenciados.

No se ha detectado ninguna otra hembra juvenil o adulta en este territorio y todas las fotografías obtenidas por fototrampeo son de la hembra “Gargantilla” acompañada de un máximo de cuatro cachorros. Por lo tanto podemos hacer todo tipo de conjeturas, pero siempre nos quedará la duda sobre la maternidad del quinto cachorro, ¿quizás una adopción?…

Fundación CBD-Hábitat

Proceso de asentamiento del lince en Extremadura

PROCESO DE ASENTAMIENTO DE LA POBLACIÓN EXTREMEÑA DE LINCE IBÉRICO.

La Fundación CBD-Hábitat es la responsable del seguimiento de los linces reintroducidos en Extremadura, y continúa su labor en el marco del proyecto “LIFE IBERLINCE (LIFE 10NAT/ES/570) Recuperación de la distribución histórica del Lince Ibérico (Lynx pardinus) en España y Portugal”.

En el año 2014 se realizaron las primeras liberaciones de lince ibérico en Extremadura. Ese año se soltaron 8 ejemplares en el entorno del Valle del Matachel y en los años posteriores continuaron las liberaciones: 5 linces en el año 2015, 9 en 2016 y 8 en 2017. Con estos últimos ejemplares reintroducidos y los nacimientos de cachorros en libertad, la población de linces en Extremadura se consolida año tras año. Actualmente contamos en esta Comunidad con 38 linces en libertad (y de ellos 14 nacidos en el campo).

Toda la información acerca de los movimientos, dispersiones, distribución, nacimientos, mortalidad, etc. se obtiene gracias a las siguientes técnicas de seguimiento:

  • Radio seguimiento por los collares de localización GPS y VHF que portan los lince reintroducidos;
  • Monitorización mediante cámaras de fototrampeo;
  • Y otras técnicas, como la búsqueda de indicios y avistamientos directos.

Además es muy importante la colaboración de las fincas, propietarios, guardas, ganaderos y resto de las personas que conviven con el lince.

La Fundación CBD-Hábitat también colabora en el seguimiento de las poblaciones de conejo de monte dentro de las áreas de presencia estable de lince ibérico en Extremadura. Todos los años se realiza un diagnostico (muestreo) de como evolucionan las poblaciones de conejo en dichas áreas, información que se obtiene mediante dos técnicas: recorridos mensuales de conteo directo de conejos (IKAs) y conteo de letrinas de conejo en cuadrículas en primavera (la metodología empleada es común en todas las áreas de reintroducción del proyecto IBERLINCE). Esta información es básica para el entendimiento del proceso de asentamiento de los linces y la previsión futura.

Por todo ello creemos que la población de linces extremeña está en un buen proceso de asentamiento y con un esperanzador futuro.

Fundación CBD-Hábitat


Foto: «Hembra reintroducida procedente de ex situ, con dos cachorros nacidos en el Valle del Matachel»