¡Un millón de especies amenazadas de extinción!

Un millón, de los más de ocho millones de especies animales y vegetales existentes, están amenazadas de extinción y podrían desaparecer en unas pocas décadas según un informe de la Plataforma Intergubernamental sobre la Biodiversidad y los Servicios Ecosistémicos (IPBES), indicando que es un declive sin precedentes. Y, también amenaza parte de los objetivos del desarrollo sostenible fijados por Naciones Unidas, y la economía. El IPBES es un organismo independiente impulsado por la ONU. Este exhaustivo informe (“Evaluación Global sobre Biodiversidad y Ecosistemas”) elaborado durante tres años por 145 expertos de 50 países, es uno de los más amplios realizados globalmente, evaluando los cambios de los últimos 50 años. El informe identifica las cinco causas directas con mayor impacto:

  1. Cambios del uso de la tierra y la mar: alrededor del 75% del medioambiente terrestre y el 66% del marino se han visto “significativamente alterados” por la acción humana.
  2. Explotación de organismos: el 33% de los recursos pesqueros marinos son explotados a niveles insostenibles.
  3. Cambio climático: hay un aumento global de la temperatura en > 0, 7º C.
  4. Contaminación; por ejemplo, la polución plástica se ha multiplicado por diez desde 1980.
  5. Las especies invasoras,que han aumentado un 70% desde 1970.

Las conclusiones no son alentadoras. Por ejemplo, más del 40% de los anfibios, casi un tercio de los arrecifes de coral, tiburones y especies relacionadas, un tercio de los mamíferos marinos, o un 10% de insectos están amenazados. Desde el siglo XVI, al menos 690 especies vertebradas han sido extinguidas y el 9% de los mamíferos domesticados usados para alimentación y agricultura se habían extinguido en 2016.  El informe deja claro que no se pueden separar objetivos de medioambiente de metas de desarrollo. La actual tendencia negativa en biodiversidad minará los avances de los “Objetivos de Desarrollo Sostenible” de la ONU, fijados especialmente en materias de pobreza, hambre, salud, agua, ciudades sostenibles, clima, vida submarina y ecosistemas terrestres (objetivos 1, 2, 3, 6, 11, 13, 14 y 15). ¡La noticia buena es que aún estamos a tiempo para reducir el impacto!…y en la Fundación CBD-Hábitat estamos en ello.

ESPECIES EN RIESGO DE EXTINCIÓN (IPBES & EL PAÍS):

«La vida en la Tierra se está deteriorando rápidamente en todo el mundo y todos los indicadores del estado global están decreciendo»

“La velocidad de extinción es centenares de veces mayor que la natural”

 “Necesitamos un paradigma económico modificado para un futuro más sostenible”

“Los ciudadanos de a pie pueden aportar su grano de arena, cambiando sus hábitos de consumo”

“Hemos visto ya las primeras acciones e iniciativas para un cambio transformativo, como políticas innovadoras por parte de muchos países, autoridades locales, empresas, y juventud”

Más información:

Un millón de especies, amenazadas de extinción a un ritmo sin precedentes:

https://elpais.com/sociedad/2019/05/06/actualidad/1557132880_458286.html

La pérdida de biodiversidad pone a la humanidad en riesgo, alertan los expertos de la ONU:

https://www.lavanguardia.com/natural/20190506/462060533339/biodiversidad.html

20 años de proyectos de conservación del lince ibérico de la Fundación CBD-Hábitat

En la Fundación empezamos a trabajar con el lince ibérico en 1999, en la Sierra de Andújar, firmando convenios con 12 propiedades privadas (con 12.000 ha) con linces residentes o dispersantes. Estos convenios y trabajos se mantienen hasta la actualidad, habiéndolos ampliados a otros ámbitos, como Extremadura. Los proyectos se basan en la aplicación de la Directiva Europea Hábitats; “de promoción de la gestión sostenible de la ganadería, la agricultura, la pesca, la caza y los usos forestales en la RN2000 ”. La herramienta principal para conseguir estos objetivos ha sido la “custodia del territorio”, es decir acuerdos de colaboración (o convenios) con propiedades privadas (fincas). Dentro de estos acuerdos se ha incidido en las mejoras de hábitat y sobre todo en la escasez del conejo de monte, ya que está considerada una amenaza crítica para el lince ibérico. En total custodiamos más de 21 territorios de hembras de lince en Andalucía y Extremadura, con un histórico en estos años de más de 300 linces custodiados.

En estos años también hemos trabajado en “buscar” linces en las últimas poblaciones de Extremadura y Castilla la Mancha, fundamentalmente con tres proyectos LIFE (y otros no citados por su menor duración), dos de ellos compartiendo trabajos con otras especies ibéricas (1999-2002; 2002-2006 y 2009-2014). En resumen, estos proyectos han sido, de más antiguo a más reciente:

  • Proyecto Life 99 NAT/E/003663 de “Conservación del águila imperial, el buitre negro, la cigüeña negra y el lince ibérico en terrenos privados de Extremadura y Castilla-La Mancha” (1999-2002). Proyecto pionero en España en el establecimiento de acuerdos de colaboración con propiedades privadas del monte mediterráneo para la conservación de cuatro especies amenazadas. En base a esos acuerdos se llevaron a cabo planes de gestión de las propiedades que incorporaban criterios de sostenibilidad y requerimientos de las especies objetivo. Asimismo, se realizaron acciones de mejoras de hábitat, fomento de especies presa (conejo de monte), seguimiento de las poblaciones, vigilancia y mitigación de amenazas, y asesoría técnica sobre buenas prácticas de gestión compatibles con las especies objetivo.
  • Proyecto Life 02/NAT/E/008617 de “Conservación del lince ibérico en Montes de Toledo-Guadalmena” (2002-2006). Fuimos beneficiarios de este proyecto de acciones de conservación in situ con acuerdos de colaboración con propiedades privadas de dos zonas de Castilla-La Mancha. Se buscó la determinación del estado de conservación en las áreas seleccionadas (búsqueda y seguimiento de los últimos linces de estas últimas poblaciones que fueron de las más numerosas, pero también las más castigadas). También se realizaron mejoras de las poblaciones de conejo y hábitat; eliminación de amenazas; y mucha sensibilización y divulgación entre sectores específicos: tríptico Más lince, más caza; 1ª edición del Manual de gestión del hábitat del lince ibérico y de su presa principal, el conejo de monte ; campaña con escolares del proyecto Vamos a salvar a a nuestro lince de la extinción ; jornadas con cazadores; edición de folletos divulgativo para gestores de fincas, propuestas metodológicas para redactar Planes Técnico de caza en cotos con presencia de lince compatibles con la especie (programa Cotos Lince); elaboración de consejos para la caza, micropiezas y programas monográficos sobre la conservación de la especie y el papel de sector cinegético.
  • Proyecto Life+ 07/NAT/E/000742, Priorimancha(2009-2014) de acciones de conservación in situ de 4 especies prioritarias del monte mediterráneo en Castilla la Mancha: águila imperial ibérica, águila perdicera, buitre negro y lince ibérico. Se realizaron mejoras de las poblaciones de conejos de monte, mejoras del hábitat, vigilancia y eliminación de amenazas, determinación de buenas prácticas, elaboración de material divulgativo e involucración del sector privado en las tareas de conservación.

En paralelo a estos anteriores proyectos hemos trabajado desde 2002 hasta la actualidad directamente con la especie, siempre con el modelo de convenios con propiedades privadas (custodia del territorio). Fundamentalmente han sido tres proyectos LIFE y uno con la Fundación MAVA, y otros no citados por su menor duración, entre los años 2002-2018. En el primer proyecto de 2002-2006 aprendimos a “recuperar al lince”, con trabajos in extremis con los últimos linces ibéricos (de Sierra Morena). En el segundo (2006-2011) continuamos esa línea de trabajos “de conservación”, pero también con manejos para dos reintroducciones experimentales en Andalucía (nosotros sobre todo trabajamos en el área del Guarrizas). Finalmente, en el proyecto IBERLINCE (2011-2018) se han hecho otras 4 reintroducciones, participando nosotros fundamentalmente en la de Extremadura. Estos proyectos han sido, de más antiguo a más reciente:

  • Proyecto Life 02/NAT/E/008609 de «Recuperación de las poblaciones de lince ibérico en Andalucía« (2002-2006), con acciones de conservación in situ, acuerdos de colaboración con propiedades privadas del área de distribución en Sierra Morena; determinación del estado de la especie (seguimiento); mejoras de las poblaciones de conejo y hábitat, eliminación de amenazas, determinación de áreas críticas y sensibilización entre sectores específicos.
  • Proyecto Life 06/NAT/E/000209 de Conservación y reintroducción del lince ibérico en Andalucía” (2006-2011), también con acciones de conservación in situ del lince en áreas de presencia y en áreas de reintroducción de Sierra Morena Oriental (Andalucía); acuerdos de colaboración; mejoras de poblaciones de conejos; mejoras del hábitat; eliminación de amenazas; y cambio de actitud social a la presencia de la especie y a su reintroducción. Y, sobre todo la preparación del hábitat para las primeras dos reintroducciones.
  • Proyecto con MAVA Foundationde «Buenas prácticas de gestión en fincas de monte mediterráneo para la conservación de especies amenazadas» (2013-15). Acciones de compatibilidad de los aprovechamientos socioeconómicos en propiedades privadas de la Red Natura 2000 y conservación del lince ibérico, y en particular se pretendió reducir la mortalidad no natural asociada a cerramientos, mejorar la disponibilidad de presas (conejo de monte) para especies clave (lince ibérico) y divulgar buenas prácticas entre sectores específicos (gestores, propietarios, cazadores y turistas).
  • Proyecto Life+10/NAT/E/000570 «IBERLINCE» (2011-2018), sobre todo con acciones de conservación en áreas de expansión y de reintroducción en Andalucía y Extremadura. También nos basamos en los acuerdos de colaboración con propiedades privadas (más de 200 linces custodiados en Andalucía; y más de 60 en Extremadura); con mejoras de la disponibilidad de alimento (poblaciones de conejos, alimentación suplementaria); mejoras del hábitat; vigilancia y sensibilización y cambio de actitud social a la presencia de la especie y a su reintroducción.

Desde este año 2019 continuamos trabajando con el lince, con dos proyectos en Extremadura (INTERREG España-Portugal; y de conservación de carnívoros amenazados y de interés especial en Extremadura) y otro proyecto LIFE “Iberlince 2”. En total han sido 20 años trabajando por el lince ibérico, entendiéndolo como especie emblemática y “paraguas” del resto del monte mediterráneo ibérico.

Más información, proyectos y que estamos haciendo por su recuperación (pincha en la foto):

 

Tecnología digital 4K aplicada al seguimiento de la “Reserva de la Costa de las focas”

¿Quieres ver las cuevas de reproducción de Cabo Blanco como si fueras un técnico del Programa de conservación de la foca monje? ¡Echa un vistazo a esto!

La Península de Cabo Blanco está situada en medio de la costa occidental del desierto del Sáhara. La colonia se encuentra en su lado oeste, en un tramo con acantilados de más de 10 m de altura, en cuya base se sitúan las cuevas marinas que usan las focas monje, frente al océano Atlántico, con su incesante oleaje. Unas condiciones complicadas que dificultan los trabajos de seguimiento de la población. Por eso, desde el inicio, hemos tenido que idear sistemas de control propios que nos permitieran el conocimiento de las focas dentro y fuera de las cuevas, agudizando mucho el ingenio. En 1994 se consiguió instalar la primera cámara de video vigilancia colgada del techo de una de las cuevas principales y mirar la intimidad de su interior desde un monitor dentro de una caseta construida en el desierto. Desde entonces, hemos instalado cámaras de video vigilancia en las tres principales cuevas, primero con un seguimiento en modo analógico (con grabaciones en cintas VHS), y ahora, con tecnología digital en 4K.

Miles de horas de grabación y de reparaciones colgados de los acantilados

Las duras condiciones de trabajo de estos equipos colgados de la entrada de las cuevas y sometidos a la fuerza del mar, nos han obligado a un continuo esfuerzo de reparaciones y sustituciones. Pero nos brindan un incalculable beneficio al poder seguir la evolución de los animales en el interior de las cuevas sin tener que molestarlos, viendo los partos y el crecimiento de las crías, identificándolos y estudiando su comportamiento en tierra.

Más información:

Historias de linces; dispersiones

Las reintroducciones del lince ibérico (realizadas en Andalucía, Extremadura, Castilla la Mancha y Portugal) están deparando algunas sorpresas. Normalmente, los linces liberados pueden dispersarse en un radio aproximado de unos 30-40 kilómetros. Pero, el detallado seguimiento realizado hasta ahora ha permitido comprobar que algunos linces realizan largos desplazamientos, de cientos de kilómetros. Esta información de “linces viajeros” se puede recopilar gracias a los collares VHF-GPS. Actualmente se tienen más de 70.000 coordenadas de más de 40 linces dispersantes de toda la Península Ibérica.

En el caso de Extremadura, hemos tenido algunos casos muy llamativos: tres inmigrantes desde los Montes de Toledo (linces “Khan”, “Moruno”, y sobre todo “Negral”) y algunas otras incursiones; otro inmigrante, pero de origen desconocido (lince denominado “Intruso”), y una emigrante a los Montes de Toledo (“Luna”). Además, hemos tenido casos de emigrantes desde el área de reintroducción inicial (Valle del Matachel), a distancias más cortas, pero destacables: tres casos al área del río Ortiga (a más de 40 kms al norte); un caso al sureste, justo al límite con Córdoba; y dos dispersantes al sur, al área de Valdecigüeñas, en el límite con Sevilla.

Pero, posiblemente los viajes más espectaculares los han protagonizado los hermanos «Khan y Kentaro», criados y entrenados en cautividad y liberados en los Montes de Toledo en 2014. «Kahn», pasando por Extremadura, se dirigió hacia el sur de Portugal, haciendo más de 1.700 kilómetros en un año, atravesado carreteras, vías de tren y otros tipos de obstáculos. Su hermano «Kentaro» se movió hacia el norte, recorriendo Castilla y León hasta Galicia y el norte de Portugal, y recorriendo más de 3.000 kilómetros. Estos ejemplares fueron criados en ex situ (cautividad); aunque no puede afirmarse que esa característica les haya hecho moverse más. Otros ejemplares nacidos in situ también hicieron grandes recorridos, como «Hongo», procedente de Doñana, el cual se dispersó hasta la localidad portuguesa de Vilanova de Mil Fontes, y subió luego hasta una región del norte de Lisboa. Y, la hembra «Nuria», originaria de la Sierra de Andújar, que llegó hasta las sierras de Cazorla y de Castril (Granada). Por su parte «Kaa», lince liberado en Guadalmellato (Córdoba), hizo un viaje hasta la sierra de Arana (Granada). «Caribú», procedente de Sierra Morena (y liberado en el parque de Doñana para servir de refuerzo genético) que hizo un viaje hasta tierras portuguesas en Barrancos. O, «Litio», que procedente del sur de Portugal llegó cerca de Barcelona en el Bajo Llobregat tras 19 meses de viaje.

En Extremadura, los casos más llamativos son los de «Negral» (liberado en febrero de 2017 en los Montes de Toledo y ya en julio de ese mismo año en Extremadura hasta hoy) y sobre todo el caso de «Luna», liberada en 2015 en el Valle del Matachel (Badajoz) y dispersante ese mismo año hacia el norte (al área del Ortiga; Medellín, Badajoz), para el año siguiente 2016 dispersarse hasta Puerto Lapice (Toledo), donde fue capturada y regresada de nuevo al Matachel. Sin embargo, de nuevo realizó casi el mismo camino, aunque a la altura del PN de Cabañeros se dirigió exactamente al área de reintroducción de Montes de Toledo. Desde 2017 es una hembra territorial y reproductora en Montes de Toledo, y este año 2019 ha sido incluso abuela, siendo el paradigma de conectividad.

La información disponible indica que los linces son capaces de moverse por una mayor variedad de hábitats que lo que se pensaba, usando zonas sub óptimas, y siendo menos selectivos en la dispersión. El conocimiento de estas áreas de conexión puede desempeñar un importante papel para la conservación, por las siguientes razones:

  • Analizar la selección de hábitats, usos del territorio amenazas, y en general aprender el patrón de las dispersiones.
  • Aportar información sobre preferencias del lince en las áreas de reintroducción.
  • Identificar zonas de conectividad o de intercambio de poblaciones, corredores biológicos de las áreas de reintroducción, así como cuellos de botella de esos corredores.
  • Mejorar el grado de conectividad entre las poblaciones y la permeabilidad que presentan los diferentes tipos de vegetación y usos del suelo.
  • Permiten evaluar medidas de conservación en las nuevas áreas de reintroducción, que pueden tener condiciones diferentes de las existentes en las poblaciones originales de Doñana y Andújar-Cardeña.
  • Planificar medidas concretas como las de restauración ecológica para fomentar la permeabilidad y el uso efectivo de los conectores identificados, o la construcción de pasos de fauna o medidas de mitigación del riesgo de atropello en los tramos de infraestructuras viarias.
  • Decidir futuras áreas de reintroducción de manera que presenten niveles de conectividad suficientes con el resto de poblaciones.

La viabilidad de las poblaciones de lince ibérico requiere niveles de conectividad suficientes que garanticen el intercambio y diversidad genética de las poblaciones, evitando los efectos de la endogamia y la consiguiente pérdida de adaptación. Aunque algunos de estas dispersiones no se traducen necesariamente en intercambio genético (reproducción), a medida que vaya habiendo más poblaciones estables de lince (objetivo final de las áreas de reintroducción) aumentará la probabilidad que las dispersiones se traduzcan en intercambios genéticos. Actualmente, se fomenta la diversidad genética mediante una gestión activa de la especie, a través de acciones de refuerzo genético y la selección cuidadosa de los individuos a liberar en cada zona en función de su composición genética. En un escenario futuro lo deseable es que la diversidad genética se garantice de manera espontánea gracias a la conectividad entre las diversas poblaciones.

Más información:

https://www.lavanguardia.com/natural/20160203/301869185223/kentaro-lince-explorador-lince-viajero-galicia-lince.html

Día de la Tierra: protejamos las especies

El Día de la Tierra, designado por Naciones Unidas y que se conmemora hoy, intenta concienciar al mundo de la necesidad de proteger el medio ambiente. Este año el lema hace referencia a la biodiversidad del Planeta: “Protejamos nuestras especies”. Se estima que el número de especies que desaparecen diariamente podría rondar las 200. El Día de la Tierra es una jornada festiva celebrada en 190 países. Y, desde 1970, organismos y estados intentan crear una conciencia medioambiental para preservar el Planeta, con los siguientes hitos:

  • La Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Humano (1972), que sentó las bases sobre la relación de interdependencia entre los seres humanos, otros seres vivos y nuestro planeta y estableció el 5 de junio como el Día Mundial del Medio Ambiente, a la vez que se creó el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).
  • En 1992, más de 178 países firmaron la Agenda 21, la Declaración de Río sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo, y la Declaración de Principios para la Gestión Sostenible de los Bosques en la Conferencia de Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo UNCED.
  • En el año 2005, la ONU declaró 2008 como el Año Internacional del Planeta Tierra para promover la enseñanza de las ciencias de la Tierra.
  • En 2012 se celebró la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible, también conocida como Río+20. El resultado fue un documento que contenía medidas para el desarrollo sostenible. Además, los estados miembros decidieron establecer los Objetivos de Desarrollo del Milenio.
  • Este año 2019 también se celebra el noveno Diálogo sobre armonía con la Naturaleza de la Asamblea General de las Naciones Unidas, que tiene lugar hoy, en la Sede de la ONU, y que girará en torno al tema ‘La Madre Tierra en la aplicación de la educación sobre el cambio climático’.
  • El 23 de septiembre, además, se celebrará la Cumbre del Clima, organizada por Naciones Unidas para hacer frente al cambio climático y acelerar la aplicación del Acuerdo de París sobre el Cambio Climático.

En definitiva, son muchos los días y los pequeños gestos que cada uno podemos hacer para cuidar nuestro planeta. El más eficiente, sin duda alguna, es actuar como si todos los días fueran el Día que conmemoramos hoy.

Más información:

https://www.un.org/es/events/motherearthday/